martes, 19 de diciembre de 2017

Sí se puede lleva al pleno una pregunta sobre la responsabilidad del IMAS en los problemas con Hacienda de las personas usuarias de Ayuda a Domicilio



Asun Frías: “Es inaceptable que la mala gestión del Ayuntamiento recaiga en personas que acuden a los servicios sociales”

Sí se puede lleva al pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife una pregunta sobre la responsabilidad del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) en los problemas con Hacienda de las personas usuarias de Ayuda a Domicilio por las reclamaciones de centenares o miles de euros por parte de la Agencia Tributaria. Los fondos son demandados al haber recibido subvenciones en lugar de la prestación del servicio al que el Ayuntamiento está obligado.


La concejala del grupo municipal ecosocialista Asun Frías considera que “es inaceptable que personas que acuden a los servicios sociales municipales deban pagar impuestos por haber recibido una ayuda que trataba de compensar problemas en la gestión de los que solo es responsable el Ayuntamiento”.

Frías se refiere a la suspensión del Servicio Municipal de Ayuda a Domicilio entre 2012 y 2014 tras la quiebra de la cooperativa Mararía, encargada de su gestión, y antes de la nueva adjudicación a Eulen. “Estas ayudas fueron la respuesta del Ayuntamiento a raíz de la interrupción de este servicio, del que también fueron víctimas las mismas personas; no se puede permitir que sobre estas familias recaiga dos veces un fallo que tiene su origen en la administración”, subraya.

La concejala destaca que, según el testimonio de algunas familias afectadas que se pusieron en contacto con Sí se puede, “en el momento de recibir estas ayudas compensatorias, las personas receptoras no fueron informadas adecuadamente de las implicaciones fiscales de estas subvenciones, lo que está causando ahora de nuevo un enorme malestar”.

Por este motivo, Sí se puede dirige una pregunta al pleno de la capital tinerfeña para que el gobierno de CC-PP detalle este viernes qué pasos dio entonces el IMAS para comunicar a todas las familias beneficiarias sobre las implicaciones fiscales de las subvenciones que recibieron en sustitución del servicio y que explique cómo va a colaborar con las personas afectadas ante estas injustas situaciones.