martes, 12 de diciembre de 2017

Sí se puede denuncia problemas de accesibilidad en Méndez Núñez tras las obras



Yaiza Afonso señala las contradicciones de una remodelación que se justificó para facilitar el acceso a las zonas peatonales

Sí se puede denuncia problemas de accesibilidad en Méndez Núñez tras la apertura de la calle de Santa Cruz de Tenerife después de las obras para su remodelación. La concejala del grupo ecosocialista en el Ayuntamiento de la capital tinerfeña Yaiza Afonso dirige con este motivo una pregunta al concejal de Accesibilidad, Carlos Correa Correa, para que sea respondida en la sesión de control de este jueves, 14 de diciembre.

A juicio de Sí se puede, “en estos momentos, con esta obra, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife está incumpliendo tanto el Decreto 505/2007 como la Ley General 1/2013”, asegura Afonso.


La concejala ecosocialista pregunta los motivos por los que no se ha tenido en cuenta la normativa en una obra totalmente nueva y recuerda que “este hecho es susceptible de recibir una denuncia”. Además, pide a Correa un compromiso sobre las medidas que debe adoptar el gobierno de CC-PP “para que se cumplan los criterios de accesibilidad”.

Afonso llama la atención sobre que estas obras han sido llevadas a cabo por parte del Ayuntamiento y que el gobierno de CC-PP las justificó por la posibilidad que ofrecía el proyecto de ganar en accesibilidad, un fin que incluso argumentó la polémica decisión de eliminar los árboles en la zona peatonalizada.

Sin embargo, “la ejecución real de las obras lleva al Ayuntamiento a entrar en una gran contradicción con este supuesto objetivo”, asegura la concejala de Sí se puede. Afonso detalla una serie de deficiencias en materia de accesibilidad detectadas en las obras de remodelación de Méndez Núñez, entre las que destaca que “las bandas de encaminamiento y de seguridad en los rebajes de las aceras no respetan el trazado que se indica en la Orden Ministerial 561/2010”.

Además, la banda de seguridad incumple la norma que establece que esta debe completar el ancho del paso de peatones, mientras que tampoco se tiene en cuenta la indicación que determina que la banda de encaminamiento debe ser una línea limpia y con una única textura. En este caso, esta obligación se ve impedida por “las numerosas tapas de acometida de servicio que se encuentran en su recorrido”, manifiesta.

Finalmente, apunta la concejala, “no se entiende cómo los alcorques destinados a los árboles situados en un lateral derecho en dirección San Andrés no disponen de rejilla de protección, tal y como indica la norma”.