jueves, 16 de noviembre de 2017

Sí se puede reprocha al OAD que no ofrezca alternativas mientras duran las obras en el pabellón Quico Cabrera

Eligio Hernández reclama también al gobierno de CC-PP soluciones ante las futuras actuaciones en el Palacio Municipal de Deportes y su consiguiente privatización 

Sí se puede reprocha al Organismo Autónomo de Deportes (OAD) del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife que no ofrezca “alternativas razonables a los clubes y personas usuarias afectadas por las obras del pabellón Quico Cabrera para que puedan seguir desarrollando su actividad con la máxima normalidad posible”, según manifiesta el concejal del grupo ecosocialista en la corporación Eligio Hernández Bolaños.


Hernández registró esta mañana en el Ayuntamiento una pregunta que dirigirá en este sentido al pleno de noviembre, en la que insiste en conocer del grupo de gobierno de CC-PP los detalles sobre “cuáles son las opciones que se piensan ofrecer a los afectados por las futuras obras del Palacio Municipal de Deportes y su consiguiente privatización”.

El concejal de Sí se puede recuerda que las obras de acondicionamiento que se van a realizar en el pabellón Quico Cabrera para poder albergar el Mundial de baloncesto femenino “van a suponer el desalojo temporal de los equipos y personas usuarias que de forma habitual realizan su actividad en esta instalación deportiva, un trastorno que puede durar seis meses o más”.

Se trata de un quebranto ante el que el OAD “poco menos que anima a los clubes afectados a buscarse la vida para poder desarrollar su normal actividad mientras duren las obras”. Esta situación afecta de manera directa al Iberia Toscal, al CV Cuesta Piedra, Duggi, Unelco Tenerife y Tenerife Central, así como a distintas escuelas municipales.

“Parece inaudito que el OAD no haya previsto alternativas razonables cuando se barrunta que pueda ocurrir algo similar en el momento que se inicien las obras para la ampliación y reforma del Palacio Municipal de Deportes de Santa Cruz de Tenerife”, añade Hernández.

Se prevé que estas obras incidirán sobre equipamientos municipales tan relevantes como la piscina cubierta David González Rodríguez, el pabellón Paco Álvarez y las canchas deportivas anexas, “algo que también afectará a multitud de usuarias y clubes”. La incidencia recae sobre toda la actividad deportiva que actualmente se desarrolla en ese espacio –squash, natación, actividades del propio organismo autónomo, baloncesto, tenis, waterpolo y otras–, tal como está contemplado en los propios pliegos administrativos que rigen la concesión de obra pública de esta reforma.

El concejal de Sí se puede adelanta que “este problema, incluso, puede ser que no se circunscriba al periodo de obras, puesto que muchos clubes podrían no tener asegurada su continuidad en estas instalaciones al pasar la gestión a manos privadas”.