viernes, 10 de noviembre de 2017

Sí se puede propone un plan de acción de caminos escolares seguros en el Tagoror de Ofra-Costa Sur



La organización ecosocialista propone la reconversión de la carretera de El Rosario en una auténtica vía urbana, ya que coincide con la ruta diaria de niños y niñas a varios colegios

Sí se puede lleva un plan de acción de caminos escolares seguros al Tagoror del Distrito Ofra-Costa Sur de Santa Cruz de Tenerife. La organización ecosocialista destaca que la carretera de El Rosario coincide con la ruta diaria de niños y niñas a los colegios de García Escámez, Tagoror y Las Delicias.


A juicio de Sí se puede, “urge es la reconversión de la carretera de El Rosario en una auténtica vía urbana, integrada correctamente, en forma de calle o rambla, en la trama de la ciudad, en la que se implanten los elementos necesarios para el calmado del tráfico, como pasos de peatones elevados, medianas de cruce o refugio para peatones, o incluso medidas innovadoras como los pasos de peatones con efecto 3D”, asegura el vocal de Sí se puede en este espacio de participación ciudadana, Miguel Ángel Quintana.

Quintana defenderá en la sesión de diciembre del Tagoror la adopción de tres medidas, encabezadas por la incorporación al presupuesto del Ayuntamiento para 2018 de una partida destinada a la elaboración del proyecto de remodelación de la carretera de El Rosario (TF-192), al menos, en una primera fase, en el tramo correspondiente al área de influencia de los centros educativos en Somosierra y García Escámez, para acometer la obra como muy tarde en 2019.

Igualmente, la organización ecosocialista propone implementar en ese proyecto las medidas de calmado del tráfico, y en general, para mejorar la seguridad peatonal y la movilidad en la zona. Entre ellas, destaca la instalación de pasos de peatones elevados u otras medidas que alivien el tráfico en el entorno de los pasos de peatones frecuentados diariamente por escolares de los centros educativos afectados.

La integración en la trama urbana de Santa Cruz de una vía con carácter interurbano, la carretera de El Rosario (TF-192), causa problemáticas relevantes, como su acción como barrera física que dificulta la conectividad y la accesibilidad de vecinos y vecinas de los barrios por donde discurre. A ello se añade que sus características tipológicas, especialmente el ancho de la calzada, facilitan una velocidad de travesía muy alta, de forma que con frecuencia no se respeta la velocidad máxima establecida.

Quintana recuerda que “el PMUS plantea soluciones que van más allá de las actuaciones paliativas empleadas por el grupo de gobierno, que se concentran en la utilización de voluntarios, ajenos a la comunidad educativa para ayudar a los escolares a cruzar por los pasos de peatones mediante el uso de señales de seguridad vial”.