martes, 7 de noviembre de 2017

Sí se puede pide que se mantenga el uso formativo del BIC de Ireneo González

Asun Frías recuerda que el inmueble fue cedido con ese fin y que no debe convertirse en un espacio elitista

Sí se puede pide al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife que mantenga el uso formativo del Bien de Interés Cultural (BIC) situado en la plaza de Ireneo González en la capital tinerfeña. La concejala del grupo municipal ecosocialista en la corporación Asun Frías pide al concejal de Promoción Económica, Empleo, Turismo y Comercio, Juan Alfonso Cabello, que explique ante la Comisión de Control este jueves, 9 de noviembre, cuál va a ser el uso del inmueble a raíz de su cesión a las Reales Academias.


Frías pregunta a Cabello que detalle cuál va a ser el Plan de Formación que desarrollará allí el Ayuntamiento con la presencia de las Reales Academias en el edificio, al tiempo que consulta si existe un nuevo acuerdo de cesión gratuita del número 4 de la plaza Ireneo González posterior al Decreto del Gobierno de Canarias nº 206/2000 que plantee una finalidad diferente a la recogida en la citada norma, por la que la Consejería de Economía y Hacienda autonómica cedió el uso del inmueble a favor de la corporación para la realización de un Plan de Formación.

La concejala de Sí se puede recuerda que el texto literal del decreto publicado en el Boletín Oficial de Canarias nº 152, del 20 de noviembre de 2000, en el que se establecen las condiciones de la cesión señala que la finalidad de esta cesión gratuita “es que la entidad cesionaria lo destine para la realización de un Plan de Formación en el que se integran diversas acciones tales como cursos de formación ocupacional, escuelas taller, casa de oficio, programas de integración social, actividades de exhibición y difusión cultural, y en general actividades docentes, artísticas y de promoción cultural, lo que deberá cumplir en el plazo máximo de cinco años y mantener su destino durante treinta años a partir de la fecha de formalización de la escritura”.

El equipo de gobierno del alcalde José Manuel Bermúdez anunció en enero de 2016, 16 años después de esta cesión, la reconversión del edificio para transformarlo en una casa para las Reales Academias, de forma que alojaría la sede de las de Medicina y Ciencias, además de la de Bellas Artes de San Miguel Arcángel, ya ubicada allí desde 2008. Desde el año 2002 hasta ahora, el inmueble ha funcionado como Centro Municipal de Empleo y Formación.

“Cabe recordar que este edificio fue cedido con un fin formativo”, manifiesta Frías al tiempo que reafirma “la oposición de Sí se puede a que se convierta en un espacio elitista”. La concejala ecosocialista destaca que “el edificio fue cedido a la ciudad por el impulsor de su construcción, Bernabé Rodríguez Pastrana, con la exigencia de que se le diera un uso educativo”.

El inmueble, efectivamente, fue construido por iniciativa de uno de los más señalados republicanos de la capital tinerfeña en la segunda mitad del siglo XIX, Bernabé Rodríguez, para que sirviera de sede a una sociedad de enseñanza gratuita que sería el germen del primer instituto público de secundaria de Santa Cruz. Fue cedido al Ayuntamiento capitalino 1915 y, a pesar de múltiples dificultades, ha conseguido conservar hasta ahora la función educativa prevista. También ha sido sede de la Escuela de Artes aplicadas y Oficios artísticos.