viernes, 3 de noviembre de 2017

Sí se puede critica la falta de rumbo en materia de movilidad en Santa Cruz



Arcila pide a Zaida González explicaciones sobre el desarrollo del Plan municipal después de tres años de su aprobación

Sí se puede critica la falta de rumbo en materia de movilidad en Santa Cruz de Tenerife. El portavoz del grupo municipal ecosocialista, Pedro Fernández Arcila, pide a la concejala de Urbanismo y Movilidad, Zaida González, explicaciones sobre el desarrollo del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), que fue aprobado por el pleno en diciembre de 2014.


Arcila asegura que “la movilidad urbana sostenible no escapa de la tendencia de los sucesivos gobiernos del alcalde Bermúdez, caracterizados por la improvisación, la falta de ejecución y la ausencia de políticas públicas”. El portavoz ecosocialista destaca que, tres años después de la aprobación del PMUS y con un segundo mandato de Bermúdez, la corporación no ha conocido actuaciones en esta línea.

La consecuencia de esta situación es que “el municipio carece de buen gobierno en materia de movilidad y transporte público, en un contexto de cambio e improvisación permanentes, porque el gobierno de CC-PP se deja llevar por la inercia, en un municipio en el que confluyen multitud de sistemas de transporte, de administraciones y de normativas reguladoras”, añade el portavoz.

En la línea de activar medidas coherentes de movilidad sostenible, Sí se puede ha propuesto la creación de una Mesa de Movilidad y Transporte Urbano, con carácter informativo y consultivo y con amplia representación del Ayuntamiento, el Cabildo de Tenerife, Titsa, Metropolitano de Tenerife, taxistas, sindicatos, asociaciones empresariales, vecinales y otros colectivos sociales y ecologistas. Se concibe como una herramienta para poner en común situaciones a abordar en la capital tinerfeña en materia de transporte, útil de cara a la futura constitución de una Autoridad del Transporte Insular, que incluirá al Cabildo y, como mínimo, a los ayuntamientos de más de 50.000 habitantes.

Además, para 2018, Sí se puede propuso como enmiendas al presupuesto tres iniciativas en pro de la movilidad sostenible. Por valor de 500.000 euros, propuso la puesta en marcha de la primera fase de una iniciativa para el fomento del transporte en bicicleta en la capital tinerfeña. Es una actuación de apoyo a una propuesta del colectivo de usuarios de la bicicleta Santa Cruz de Tenerife por la Bici.

En segundo lugar, Sí se puede planteó emplear 50.000 euros a la elaboración del Estudio de la Red Ciclable, documento fundamental para poner las bases de la movilidad en bicicleta en Santa Cruz, tal como se acordó al aprobarse en septiembre de 2015 una moción de Sí se puede con este fin, medida también prevista por el PMUS. Una tercera medida planteó incluir 30.000 € en los presupuestos municipales para 2018 para desarrollar la campaña intermodalidad transporte público-bicicleta, para estudiar el impulso de un convenio con TITSA y Metropolitano que facilite el acceso de los usuarios de la bicicleta a la guagua y al tranvía.

Otra actuación que Sí se puede ha defendido es el estacionamiento regulado, porque da fluidez al tráfico rodado y reduce su impacto, al convertirse en un factor disuasorio hacia la opción por el transporte público y al provocar una reducción del tráfico de agitación en busca de aparcamiento. Arcila recuerda que el municipio tinerfeño “es una de las pocas capitales provinciales del Estado donde no se limita el aparcamiento en la vía pública”. Esta medida también está contemplada en el PMUS. Finalmente, al comienzo de este mandato, Sí se puede propuso al pleno una moción para que las obras en la vía pública ofrezcan al peatón rutas alternativas accesibles y señalizadas.

El propio PMUS pone en evidencia la ausencia de una política integral de movilidad, al hablar de segmentación y de falta de transversalidad en el organigrama del Ayuntamiento a la hora de abordar la movilidad y el transporte público.