lunes, 27 de noviembre de 2017

Arcila: “Bermúdez está en el Pleistoceno por apoyar la regasificadora en Tenerife”

Sí se puede considera también que CC queda en evidencia en Santa Cruz al aceptar el gas ciudad mientras que lo rechaza en La Laguna

El portavoz de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Pedro Fernández Arcila, asegura que “Bermúdez está en el Pleistoceno por apoyar la regasificadora en Tenerife”, al referirse a la negativa de los grupos de CC y PP integrantes del gobierno municipal encabezado por José Manuel Bermúdez, a aprobar una moción ecosocialista en la que se planteaba apostar por las energías renovables frente al gas.


La organización ecosocialista considera también que Coalición Canaria (CC) queda en evidencia al aceptar la instalación del gas ciudad en la capital tinerfeña, mientras que la misma formación, que gobierna en La Laguna, se ha expresado claramente en contra. Sí se puede lamenta que este partido y su socio, el Popular (PP), prefieran el gas a las renovables, al mismo tiempo que expresa su disgusto por la abstención de Ciudadanos y PSOE ante la moción propuesta por Sí se puede en el pleno celebrado el viernes pasado.

La iniciativa defendida por Arcila planteaba que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife se opusiera expresamente a la instalación de una Planta de Recepción, almacenamiento y Regasificación de Gas Natural Licuado (GNL) en la Isla, lo que habría significado en consecuencia denegar las autorizaciones para la construcción de las canalizaciones para la distribución de combustibles gaseosos, y que se manifestara a favor de las renovables. “Apostar por el gas es renunciar a las renovables, porque su aplicación cerrará la puerta a las energías sostenibles”, asegura el portavoz ecosocialista.

Arcila reclamó al gobierno municipal la altura de miras suficiente para situar a Santa Cruz en el papel de liderazgo insular y provincial que le corresponde como capital y que se sumara junto a Gran Canaria, El Hierro y La Palma al impulso de un nuevo modelo energético.

“La cuestión más importante a la que se enfrenta nuestra isla en materia de política energética tiene que ver ahora con la apuesta decidida por las renovables como fuente de energía y la renuncia al gas, combustible emisor de CO2; es necesario contemplar las renovables no como una opción más, sino como un factor esencial de un modelo energético sostenible y apostar por él decididamente, como han hecho distintas instituciones de las Islas”, asegura el portavoz.

Al criticar la instalación del gas en el municipio, Arcila recuerda que el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia “pone en duda la viabilidad económica y financiera de la regasificadora y del sistema gasista en general”.

A ello se añade que el Ayuntamiento capitalino rubricó en el pasado mandato el Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía, un documento de ámbito europeo que obliga al municipio a “asumir compromisos en la aplicación de políticas de energía sostenible y a adoptar un enfoque integral para abordar la atenuación del cambio climático y la adaptación a sus efectos inevitables”.