miércoles, 18 de octubre de 2017

Sí se puede presenta una enmienda para que Santa Cruz lidere la producción de energía eléctrica renovable en Tenerife



Pedro Fernández Arcila solicita incluir el proyecto de viabilidad de la Central Hidroeólica de Los Campitos en el presupuesto de 2018

Sí se puede ha elaborado una enmienda a los presupuestos del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife con el fin de que la capital tinefeña lidere la producción de energía eléctrica renovable en Tenerife. La iniciativa plantea la inclusión del proyecto de viabilidad de la Central Hidroeólica de Los Campitos en el presupuesto de 2018.


A juicio de la organización ecosocialista, “tras el informe de Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) en el que se cuestiona la regasificadora de Granadilla, el desarrollo de proyectos de energías renovables y de eficiencia energética debe ser una prioridad de todas las administraciones públicas”, asegura el portavoz del grupo municipal ecosocialista, Pedro Fernández Arcila.

La enmienda se concreta en reservar una partida presupuestaria a la redacción del proyecto de viabilidad de una iniciativa de Sí se puede que fue aprobada de forma unánime por el pleno en 2012 para impulsar un gran proyecto de generación de energía eléctrica en la Central Hidroeólica de Los Campitos. La medida es una de las muchas enmiendas que Sí se puede presentará al presupuesto de la corporación capitalina para 2018, con la intención de cambiar el modelo de desarrollo de Santa Cruz hacia la sostenibilidad y la generación de empleo.

La moción aprobada hace cinco años “duerme el sueño de los justos en una gaveta del gabinete del alcalde Bermúdez, porque Coalición Canaria nunca se ha tomado en serio esta propuesta ni ninguna que suponga un cambio real del modelo de desarrollo para la ciudad”, asegura Arcila.

El portavoz destaca que “Santa Cruz tiene las condiciones para realizar una reconversión industrial desde el actual modelo fósil caduco hasta la producción de energías limpias y renovables con criterios de eficiencia energética”. El concejal de Sí se puede añade que, aunque el Ayuntamiento no tiene competencias para construir la central, sí puede estudiar su viabilidad para proponer el proyecto a otras administraciones y buscar recursos para que se convierta en realidad.

El proyecto impulsado por Sí se puede fue elaborado por un equipo independiente de ingenieros a instancias de la organización ecosocialista, que lleva defendiendo esta medida desde su nacimiento como organización política, hace diez años, cuando la incluyó en su primer programa electoral para Santa Cruz, en 2007.

El objetivo de la infraestructura es cubrir al menos el 30 % de la demanda eléctrica del municipio, con lo que cumpliría con los parámetros sobre energías renovables que contempla el Plan Energético de Canarias (Pecan) 2007-2015. Además, su puesta en funcionamiento supondría dejar de consumir 12.879 toneladas de combustibles fósiles al año, lo que representa no solo un ahorro económico, sino una mejora ambiental indudable.

Se trata de que Santa Cruz tome la iniciativa para encarnar en Tenerife el criterio del prestigioso experto en energía del hidrógeno Yeremi Rifkin, que en una visita al Archipiélago hace ya ocho años calificó a Canarias como “la Arabia Saudí de las energías renovables”.