viernes, 20 de octubre de 2017

Sí se puede pide al Ayuntamiento de Santa Cruz que apueste por la soberanía alimentaria




La organización ecosocialista presenta enmiendas a los presupuestos para impulsar los huertos comunitarios, un banco de tierras y mercadillos del agricultor

Sí se puede pide al Ayuntamiento de Santa Cruz que apueste por la soberanía alimentaria y lo hace a través de dos de las enmiendas presentadas al presupuesto de la corporación para 2018, en la que plantean el impulso de huertos comunitarios y la creación de un banco de tierras y mercadillos del agricultor

Así, en una de las enmiendas, la organización ecosocialista plantea la creación de huertos comunitarios en todos los distritos y destinar para ello una partida de 600.000 euros. La enmienda significa el incremento de las partidas para crear huertos tanto en las zonas urbanas como en las rurales de la capital tinerfeña.

Por su parte, otra enmienda propone destinar 15.000,00 euros a la elaboración de un estudio sobre viabilidad y desarrollo de banco de tierras y mercadillos del agricultor. En el texto de esta enmienda, Sí se puede expresa la necesidad de crear un programa sobre Desarrollo Rural en el que se contemplen las partidas necesarias para colaborar de forma efectiva con el sector primario en el municipio con estas medidas y con otras posibles, como un plan de subvenciones a la producción.

Soberanía alimentaria
La importancia que da Sí se puede a los huertos comunitarios, reflejada en el monto de la partida presupuestaria propuesta en la enmienda correspondiente, se basa en su papel como fuente de productos alimenticios de calidad para el autoconsumo, en una capital que cuenta con el 50% de la población en riesgo de pobreza.

Pero, además, esta práctica tiene fines terapéuticos, preventivos y de ocio alternativo, así como es útil para impulsar procesos de articulación comunitaria e integración social. La experiencia de grandes ciudades, como Nueva York o Berlín, evidencia estos resultados, que podrían estar garantizados en Canarias, donde hay suficiente conocimiento por ser un territorio pionero en agricultura ecológica y en los planes de huertos escolares.

La organización ecosocialista cuestiona a CC como la formación que ha tenido en sus manos el gobierno de Santa Cruz durante décadas, porque se define como un partido nacionalista canario y, en cambio, “ha manifestado, hasta ahora, con sus políticas, su desinterés por caminar hacia mayores cotas de soberanía alimentaria”, según figura en el texto de la enmienda sobre el estudio para el banco de tierras y los mercadillos del agricultor.