jueves, 5 de octubre de 2017

Sí se puede lleva la saturación de las UTS a la Comisión de Control

Asun Frías plantea que, además de aumentar el presupuesto, hay que cambiar el modelo de intervención social en el municipio

Sí se puede lleva la saturación de las Unidades de Trabajo Social (UTS) de Santa Cruz de Tenerife a la Comisión de Control, al pedir la comparecencia del concejal presidente del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), Óscar García González, este miércoles 11 de octubre, para que explique la situación en la que se encuentran.


La concejala del grupo municipal ecosocialista Asun Frías expresa su satisfacción por el anuncio del gobierno municipal de aumentar el presupuesto del IMAS en 2018 para reforzar las UTS, aunque muestra su preocupación por la tendencia privatizadora de este organismo municipal. Además, Frías explica que “es necesario cambiar el modelo de intervención social en el municipio para salir del asistencialismo y avanzar hacia la integración y la transformación social”.

La organización ecosocialista insiste en que la capital tinerfeña “arrastra una histórica insuficiencia de medios para cubrir la demanda y, más que eso, para atender a las necesidades reales de nuestra población”, asegura. A juicio de Sí se puede, la situación estructural de los Servicios Sociales Comunitarios en Santa Cruz; es muy precaria y está muy lejos de lo que marca la ley canaria sobre este servicio.

En el caso de esta solicitud de comparecencia, Frías pide a García detalles sobre durante cuántos días y en qué periodos han permanecido cerradas las agendas en cada una de las UTS y sus causas. Además, solicita explicaciones sobre cuántos meses transcurren desde que una persona pide cita previa hasta que es atendida en cada una de las unidades.

Igualmente, la concejala ecosocialista pide que el concejal del IMAS aclare qué tipo de intervención social se está realizando por parte de las UTS para favorecer la integración sociolaboral y cómo es posible que los retrasos en los plazos de atención en algunas UTS hayan permanecido o crecido durante este año, si se ha incrementado el personal y, según el equipo de gobierno de CC-PP, está mejorando la situación socioeconómica del municipio.

Las dificultades que supone para el personal de las UTS las condiciones en las que desempeñan su trabajo y el impacto en la calidad del servicio que se presta a la ciudadanía en una de las áreas más sensibles de gobierno en una administración pública es una de las inquietudes permanentes de Sí se puede en la capital tinerfeña.