miércoles, 6 de septiembre de 2017

Sí se puede insiste en la necesidad de crear una red de huertos urbanos ecológicos autogestionados

Frías solicita la comparecencia de Correa en la Comisión de Control para que explique la situación y las previsiones en cada distrito

Asun Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, insiste en la necesidad de crear una red de huertos urbanos ecológicos autogestionados en todo el municipio. La edil ecosocialista solicita la comparecencia del concejal de Medioambiente, Carlos Correa, en la Comisión de Control que se celebrará el 14 de septiembre, para que, además de dar cuenta de los sucesivos incumplimientos, explique la situación y las previsiones en cada distrito.

Frías apunta que, desde que el pleno de enero de 2012 aprobara por unanimidad la moción de Sí se puede para la creación de esta red en la capital tinerfeña, los gobiernos de Bermúdez han hecho bien poco, menos todavía en este mandato, con el PP a la cabeza, que en el anterior. “Tras casi seis años, no han logrado presentar ni el reglamento de gestión que, por último, el pasado marzo, Carlos Correa había prometido que estaría listo antes de este verano, pero a día de hoy no se ha aprobado ni tenemos noticias al respecto”, señala la concejala ecosocialista.

El anuncio del reglamento que no llega se une a la decisión unilateral de que los huertos sean entregados a grandes ONG, lo que hace presuponer que CC-PP pretende dejar fuera de la iniciativa a los colectivos vecinales que llevan todo este tiempo a la espera de que se les facilite cultivar en sus barrios. “Aunque puede ser positiva la cesión en ciertos casos a organizaciones como Cruz Roja o Cáritas, creemos que no debe generalizarse, ya que la gestión ha de corresponder prioritariamente a asociaciones vecinales y a otros agentes sociales de los barrios, porque los huertos son un instrumento para lograr comunidades más cohesionadas y solidarias”, afirma Frías.

Desde que Sí se puede lanzó en 2012 la propuesta de crear la red de huertos urbanos ecológicos, ha explicado en distintas ocasiones que el objetivo de esta actuación es múltiple. De entrada, se trata de facilitar una producción propia de ciertos recursos alimenticios básicos con garantías de calidad ambiental y nutritiva. En un periodo en el que la crisis económica y social está consolidada en muchos hogares de la capital tinerfeña, la obtención de estos alimentos no es desdeñable, al tiempo que el desarrollo del programa aporta alcances considerables en la organización social, intergeneracional e intercultural, así como en facilitar el sentido de la vida de las personas participantes y su papel en la comunidad.

La moción de Sí se puede contempla que los huertos urbanos se destinen al autoconsumo, con prioridad para personas desempleadas y jubiladas, además de tener un fin terapéutico, preventivo y de ocio. La fórmula de los huertos urbanos ha demostrado su eficacia en grandes ciudades, como Nueva York o Berlín. “Y en Canarias también se cuenta con experiencias positivas como la de Las Palmas de Gran Canaria, además de que tenemos un importante bagaje para facilitar el éxito, al ser pionero el Archipiélago en agricultura ecológica y en la implantación del programa de huertos escolares”, manifiesta Frías.