jueves, 21 de septiembre de 2017

Sí se puede cuestiona el modelo de participación ciudadana en el Centro Municipal de Acogida



Asun Frías preguntará en el pleno si se promueve la participación de las personas usuarias de este servicio y de la comunidad de su entorno

Sí se puede cuestiona “hasta qué punto se está propiciando la participación de las personas usuarias y de la comunidad en la que se ubica el Centro Municipal de Acogida, –conocido comúnmente como Albergue Municipal– en pro de mejorar la calidad del servicio y de facilitar la integración social”, según señala la concejala del grupo municipal ecosocialista en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife Asun Frías.


Frías preguntará en el pleno que se celebra el próximo 29 de septiembre por el modo en que se está garantizando el derecho a la participación de las personas usuarias del centro y qué mejoras se han implementado a raíz de sus propuestas. Además, consulta al grupo de gobierno sobre la forma en que se está promoviendo la participación vecinal en pro de la integración social y de la mejora de su calidad de vida en los barrios de los alrededores de este servicio, especialmente en Azorín, donde se ubica este recurso social.

La concejala ecosocialista apunta la posibilidad de dar un paso en materia de participación más allá de las quejas individuales concretas previstas en el reglamento; en este sentido, indica la pertinencia de “promover la participación colectiva de las personas usuarias del centro y la participación comunitaria en la zona”.

A juicio de Sí se puede, queda por establecer también si se están utilizando suficientemente las vías previstas en el reglamento para canalizar quejas o sugerencias en el albergue, hasta qué punto las personas usuarias se sienten con libertad para hacerlo, si la mayoría de las quejas que llegan a los medios de comunicación se han trasladado previamente a través de hojas de reclamaciones o de la CESR y si se les está dando una respuesta adecuada.

Frías destaca que el Centro Municipal de Acogida ha sido noticia este verano, por graves hechos objetivos, entre ellos, no contar con agua caliente desde hace muchos meses. A ello se suma que representantes vecinales de Azorín han señalado otras dificultades; lo mismo ha ocurrido con personas usuarias del servicio, algunas de las cuales han trasladado directamente al grupo municipal de Sí se puede quejas relativas a la insuficiencia de la comida que se sirve en el comedor del centro.

El reglamento que regula este servicio municipal, en su artículo 8, establece como derechos de las personas usuarias, entre otros, los de “acceder a servicios de calidad, exponer sus sugerencias mediante las pertinentes Hojas de Reclamaciones y participar en acciones que repercutan en la mejora de los servicios”. Por su parte, el artículo 11 especifica la existencia de hojas de reclamaciones a disposición de las personas usuarias, según la legislación vigente, así como que podrán recurrir a la Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones (CESR).