martes, 12 de septiembre de 2017

Sí se puede apoya la demanda vecinal de mantener el servicio de guaguas en Anaga



Beneharo Hernández asegura que “la eliminación de las líneas 946 y 947 supondrá “un grave perjuicio a la movilidad” para las personas residentes en la zona

La organización ecosocialista elaboró en 2012 un proyecto de mejora del servicio con técnicos, personal de TITSA y la población del Macizo

Sí se puede apoya la demanda vecinal para mantener el servicio de guaguas en Anaga tras el anuncio del Cabildo de Tenerife sobre su intención de sustituir el servicio de las líneas 946 y 947 de TITSA por servicios de taxi. El portavoz de la organización ecosocialista en el Tagoror del Distrito de Anaga del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Beneharo Hernández, asegura que “la eliminación de las líneas 946 y 947 supondrá un grave perjuicio a la movilidad” de las personas residentes en la zona.


“El acceso universal sin discriminaciones es un factor clave de la equidad y por el que deben responder las instituciones públicas con políticas activas de transporte público; por ello, tanto el Cabildo como el Ayuntamiento deben comprometerses con la ciudadanía de Anaga en mantener líneas de guaguas regulares y frecuencias constantes, única fórmula que puede garantizar este derecho", manifiesta Hernández, quien enfatiza que “Sí se puede rechaza tajantemente que las instituciones traten como ciudadanos de segunda a la población de San Andrés, El Suculum, Igueste, Almáciga, Taganana, Chamorga, Lomo de las Bodegas y otras zonas de Anaga”.

La supresión de las líneas de guagua en Anaga es una amenaza latente desde que en 2012 Sí se puede comenzó a trabajar con técnicos cualificados, personal de la compañía TITSA y la comunidad fórmulas para conseguir un compromiso del Ayuntamiento en la defensa del transporte público. La organización ecosocialista, junto a los técnicos y la ciudadanía, elaboró en abril de 2012 una propuesta para reestructurar el servicio en la que el servicio público saldría reforzado para evitar a las personas residentes en Anaga la dependencia del vehículo privado.

Además, la sustitución generalizada de las guaguas por un servicio de taxi a demanda supondría una saturación del tráfico en unas carreteras de montaña estrechas, con circulación complicada y es contrario al concepto de movilidad sostenible por el que deben apostar las entidades públicas, a juicio de Sí se puede.
A juicio de la organización ecosocialista, en la búsqueda de una solución al transporte en Anaga, “es imprescindible que las instituciones, Cabildo y Ayuntamiento especialmente, escuchen a la ciudadanía, para la que el transporte público de guaguas es un servicio esencial, el único que garantiza la conexión del área urbana de Santa Cruz con los caseríos y pueblos de Anaga; esta es una inquietud expresada de forma reiterada y constante por la población del Macizo”, apunta Hernández.
Por este motivo, Sí se puede ha insistido en distintas ocasiones en que debe renunciarse a cualquier propuesta tendente a reducir el servicio de guaguas que cubre TITSA entre Santa Cruz–Taganana–Almáciga, Santa Cruz–Chamorga, Santa Cruz–Igueste de San Andrés y Afur–Roque Negro, así como Casas de la Cumbre–La Laguna. Igualmente, considera necesario que en los fines de semana se amplíe el servicio hasta Chamorga, para atender mejor la zona de Benijo, además de que el Cabildo debe tener en cuenta las necesidades de la población al fijar los horarios, ya que las modificaciones realizadas sin consenso generan graves problemas.
La moción que propuso Sí se puede al pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz en 2012 contempla que la defensa y mejora de este servicio público básico constituye un apoyo a unos vecinos que viven en un parque rural que es además un atractivo turístico de primer nivel. A ello se suma el incremento de la presencia de visitantes y turistas, tras la obtención del reconocimiento de la Unesco como Reserva de la Biosfera.

La propuesta de Sí se puede incluye estimular el uso del transporte público también por parte de los visitantes al Parque Rural de Anaga, sin que su aumento suponga una mayor presión de coches en los espacios naturales protegidos. Asimismo, aspira a generar una red de transporte que permita mejorar la interconexión entre los distintos pueblos y caseríos de Anaga y facilitar la conexión con Santa Cruz y La Laguna. 

La organización ecosocialista rechaza también que el Cabildo esté extendiendo estas medidas por distintas zonas de la isla, “con el objetivo de desmantelar la empresa pública de transporte” y reclama a la corporación insular no solo un compromiso con la ciudadanía afectada, sino también con la plantilla de TITSA, de forma que la reestructuración suponga un incremento de la oferta, una mejora del servicio y una garantía a la conservación de los puestos de trabajo.

Transporte adaptado
Respecto al recurso al taxi a demanda, que plantea el Cabildo para compensar las carencias de su modelo, Hernández recuerda que Sí se puede impulsó en junio de 2016 en un acuerdo plenario en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife para poner en marcha un servicio de taxi a demanda dirigido a personas con movilidad reducida, como complemento a la oferta de transporte adaptado en guagua, para facilitar el acceso a personas con discapacidad que viven en lugares con orografías complejas.

“Es totalmente inaceptable que ahora el Cabildo ofrezca el servicio de transporte a demanda como un sustituto del servicio de TITSA, mientras que el Ayuntamiento de Santa Cruz no ha hecho nada para poner en marcha el acuerdo plenario sobre transporte adaptado en taxi”, apunta el portavoz ecosocialista en Anaga.