martes, 1 de agosto de 2017

Sí se puede recuerda que aún no se llega a la ‘ratio’ de trabajadoras sociales por habitante en Santa Cruz

Asun Frías señala también como prioridad garantizar la cobertura de al menos una plaza de educadores sociales en cada UTS

La concejala ecosocialista destaca que el aumento de la plantilla del IMAS es un avance importante

Sí se puede recuerda que aún no se llega a la ratio de trabajadoras sociales por habitante en Santa Cruz de Tenerife, a pesar del “importante avance que supone la la incorporación de siete nuevas trabajadoras sociales y tres auxiliares a la plantilla del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS).


La concejala del grupo ecosocialista en el Ayuntamiento de Santa Cruz Asun Frías señala como prioridad ahora garantizar la cobertura de al menos una plaza de educadores sociales en cada Unidad de Trabajo Social (UTS).

Por la importancia que tienen las políticas sociales para Sí se puede, el grupo ecosocialista en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha presentado múltiples mociones y propuestas de resolución dirigidas a la ampliación de la plantilla del IMAS, en concreto, a incrementar el personal que trabaja en las UTS de la capital tinerfeña.

Frías recuerda que la ratio comentada establece la contratación de una trabajadora social por cada 3.000 habitantes, tal y como recomienda el Consejo General de Trabajo Social. Asimismo, Sí se puede considera imprescindible la contratación de un/a educador/a social, para que posteriormente vaya seguida de la incorporación de un/a animador/a a la plantilla que presta servicios en cada UTS. Según los requisitos legales establecidos, solo de esta forma las UTS de Santa Cruz contará con equipos profesionales capacitados para abordar la ingente tarea que tienen por delante en la capital tinerfeña.

Igualmente, la concejala de Sí se puede considera que el Ayuntamiento capitalino debe redistribuir recursos humanos de distintas áreas municipales para incrementar el número de técnicos y auxiliares destinados al área de Servicios Sociales. Asimismo, Frías ha insistido por diversas vías en la necesidad de garantizar la existencia en todas las UTS de una persona dedicada a las funciones de auxiliar informadora, para evitar que la insuficiencia de recursos humanos, materiales y económicos sea la causa del retraso en la intervención y las prestaciones, como se asegura en el Plan Estratégico Municipal de Servicios Sociales 2014-2018.

La concejala ecosocialista subraya que no es suficiente incrementar el personal de las UTS para mejorar los servicios sociales municipales ni para acabar con las situaciones de pobreza, vulnerabilidad y exclusión social, intrínsecas al propio sistema neoliberal. Sin embargo, “su escaso número es el primer nudo crítico en la gestión, sin el que no sería efectiva una mayor dotación en ayudas y prestaciones”, señala.