martes, 4 de julio de 2017

Sí se puede exige al gobierno de CC-PP que averigüe el origen de los vertidos en Las Teresitas y actúe inmediatamente

Arcila pide a Carlos Correa que explique en la Comisión de Control las actuaciones del Ayuntamiento ante el cierre de la playa

La organización ecosocialista recuerda que Emmasa vierte aguas sin tratar directamente a la orilla en la zona del Instituto Oceanográfico

Sí se puede exige al gobierno de CC-PP que “averigüe el origen de los vertidos que han obligado a cerrar en dos ocasiones seguidas parte de la playa de Las Teresitas” y que “actúe de forma inmediata”, asegura el portavoz del grupo municipal ecosocialista en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Pedro Fernández Arcila.


“Nos preocupa que el Ayuntamiento haya evidenciado en dos ocasiones en los últimos meses que no tiene capacidad para actuar; esta incompetencia es preocupante más aún porque estamos en plena fecha estival y no sé está haciendo nada por parte del equipo de gobierno”, manifiesta Arcila.

“Es urgente conocer el origen del vertido y actuar inmediatamente”, reitera el portavoz al explicar la solicitud de comparecencia registrada este martes por Sí se puede para que el concejal de Medio Ambiente, Carlos Correa, explique ante la Comisión de Control municipal el próximo jueves, 13 de julio, cuáles son las actuaciones ante el cierre de la playa. “Se han dado dos incidentes prolongados recientemente”, recuerda el portavoz ecosocialista.

Arcila destaca que el cierre de Las Teresitas se ha dado en los dos últimos meses a partir de las recomendaciones de Sanidad Ambiental del Gobierno de Canarias, debido a la presencia de bacterias, lo que es “una clara señal de la presencia de vertidos de aguas no depuradas en la costa del municipio”.

Sí se puede pide a Correa que explique “las actuaciones que ha realizado el Ayuntamiento para conocer los lugares de vertidos que han contaminado esta zona de baño, la incoación de expedientes sancionadores o informativos por tal motivo, así como las actuaciones que se pretenden acometer para que no se repitan estos cierres en la Playa de las Teresitas”.

A juicio de Sí se puede, “donde primero se debe actuar es en el vertido de Emmasa junto al Instituto Oceanográfico, donde existe una conducción de desagüe que expulsa directamente en la orilla sin el tratamiento previo requerido”, dice Arcila al recordar una denuncia que ya hizo el grupo municipal ecosocialista hace dos años, cuando también se dieron varios cierres de la playa.

Esta forma de proceder con vertidos de aguas sin depurar en el litoral puede ser constitutiva de un presunto delito ambiental, por afectar a una zona de baño, la principal de Santa Cruz, y a la Zona de Especial Conservación de los sebadales de San Andrés.

El Censo de Vertidos de la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias señala desde 2015 que este vertido tiene un caudal de 28,16 metros cúbicos por hora de agua residual urbana, afecta al baño y la pesca en una zona urbana y presenta olores y sólidos, grasas o espumas, razón por la que tiene la calificación de “muy grave”.

Este censo establece que estos vertidos se hacen a través de una conducción de desagüe que vierte en la misma orilla. La norma exige para un vertido de estas características que “las concentraciones de las sustancias contaminantes presentes en el efluente resulten inferiores a los valores establecidos como objetivos de calidad para la zona receptora”, una situación que no se produce en este caso, porque el vertido se realiza sin ningún tratamiento previo adecuado, tal como está constatado desde hace años.