martes, 13 de junio de 2017

Sí se puede solicita al Ayuntamiento de Santa Cruz que apoye las demandas del personal técnico de las bibliotecas



Yaiza Afonso pregunta a José Carlos Acha si el gobierno de CC-PP ha participado en la elaboración de la ley que regula el sector

Sí se puede solicita al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife que apoye las demandas del personal técnico de las bibliotecas ante la Ley de Bibliotecas de Canarias que se prepara en el Gobierno autonómico para su discusión en el Parlamento de Canarias.


Con motivo de esta iniciativa legislativa del gobierno de Clavijo, la concejala ecosocialista en el ayuntamiento capitalino Yaiza Afonso dirige al concejal de Cultura de Santa Cruz, José Carlos Acha, una pregunta para que sea respondida en la Comisión de Control que se celebra este jueves, 15 de junio. La consulta de Afonso aspira a conocer si el gobierno municipal ha participado de alguna manera en el proceso de elaboración de la Ley de Bibliotecas o si ha realizado algún tipo de aportación.

En este sentido, la concejala subraya que, debido al papel esencial de las bibliotecas municipales en el desarrollo de la ciudadanía, “consideramos que un municipio como el de Santa Cruz debe de vincularse de manera participativa en la elaboración de la Ley de Bibliotecas de Canarias”.

Igualmente, la concejala de Sí se puede pregunta al concejal del PP si el Organismo Autónomo de Cultura (OAC) de la capital tinerfeña conoce y tiene la intención de apoyar las alegaciones que presenta el personal técnico del sector en Canarias. Afonso apunta que “nuestro grupo municipal ha conocido el documento de alegaciones a la ley citada, presentada por la Asociación del Personal Bibliotecario de Gran Canaria (Abigranca) y la Asociación Cultural de Bibliotecarios de Tenerife (Probit), una propuesta que pretende paliar las carencias que el colectivo de bibliotecarias y bibliotecarios observa en el borrador de la ley”.

A juicio de la organización ecosocialista, apoyar estas alegaciones es “esencial para que la norma sea acorde a las necesidades del sector y para que Canarias cuente finalmente con una ley a la altura de las circunstancias”, asegura Afonso.