jueves, 8 de junio de 2017

Sí se puede reclama al gobierno de CC-PP una exigencia “tangible” a la Consejería de Educación para crear un colegio público en Cabo-Llanos



Eligio Hernández Bolaños critica el desmantelamiento de la escuela pública en la capital tinerfeña, que beneficia a la educación privada concertada

Sí se puede reclama al gobierno de CC-PP en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife una exigencia “tangible” a la Consejería de Educación para que se construya un colegio de educación infantil y primaria en Cabo-Llanos. La organización ecosocialista critica el desmantelamiento de la escuela pública en la capital tinerfeña, que beneficia a la educación privada concertada.


El concejal del grupo municipal ecosocialista en la corporación Eligio Hernández Bolaños recuerda a la concejala de Educación, Verónica Meseguer, que el centro docente en Cabo-Llanos está previsto desde 2006, cuando la Gerencia de Urbanismo aprobó ceder al Gobierno de Canarias una parcela en la zona con ese fin.

La demanda de plazas escolares en el barrio ha aumentado, de forma que los centros públicos de la zona son los más solicitados de todo el municipio. A ello se suma que el CEIP Isabel La Católica es un colegio de Línea 1, con solo nueve unidades, incapaz de absorber la cantidad de solicitudes de admisión que recibe. La situación corrobora que “es imprescindible un colegio en esa zona”, subraya Hernández.

A pesar de la demanda creciente en la zona debido a “la gran carencia de plazas escolares y la ínfima oferta existente desde hace tiempo”, no se han dado pasos al respecto; por ello, el concejal pide a Meseguer que detalle ante la Comisión de Control este jueves, 15 de junio, los pasos que ha dado el Ayuntamiento “para exigir a la Consejería de Educación que resuelva la problemática de plazas escolares públicas en esa zona del municipio”.

El concejal de Sí se puede manifiesta que “podemos asegurar que, en la próxima década, menos de la mitad de los niños y niñas de Santa Cruz de Tenerife estarán matriculados en un colegio público, una depauperación de la escuela pública que supone una preocupante deriva privatizadora de la enseñanza en Canarias y, en concreto, en el municipio”.

Hernández Bolaños se basa en datos de la propia Consejería de Educación del Gobierno de Canarias para señalar que, en la capital tinerfeña, solo el 45 % de las plazas –684 de 1.509– que se ofertaron este año para Educación infantil 4º (3 años) fueron en centros de titularidad pública. Esta cifra además indica un descenso del 11% con respecto a las plazas ofertadas en 2016, mientras que la oferta de plazas privadas-concertadas se mantuvo en 825 en esos dos años.

Los datos son llamativos porque este curso corresponde al primer año de escolarización, que, por lo tanto, determina el centro educativo en donde transcurrirá la vida escolar de los niños y niñas. Igualmente, contrasta con las cifras que ofrece el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes sobre la Comunidad Autónoma, que señalan que en Canarias el 72,3% del alumnado escolarizado en educación infantil está en un colegio público, mientras que 18,9% lo está en un privado concertado y el resto en centros privados no concertados.

La parcela cedida por el Ayuntamiento a Educación en 2006 estaba situada en la entonces llamada calle Fuente de Santa Cruz, hoy denominada Adán Martín Menis. Su uso para dotación docente está ratificado desde 2014 tras la aprobación del Plan General de Ordenación (PGO). Además, el Gobierno de Canarias lo confirmó cuando recientemente se le consultó por la parcela con motivo de la polémica por la ubicación de la Ciudad de la Justicia.