jueves, 15 de junio de 2017

Sí se puede considera que el colegio en Cabo Llanos es una de las excusas del grupo de gobierno para impedir el diálogo sobre la Ciudad de la Justicia



Eligio Hernández Bolaños critica a Verónica Meseguer su desinterés, al no acudir ni responder la pregunta sobre el asunto en la Comisión de Control

Si se puede considera que el colegio en Cabo Llanos es una de las excusas del grupo de gobierno de Santa Cruz de Tenerife para impedir el diálogo sobre la Ciudad de la Justicia. Es la conclusión a la que llegó este jueves el grupo municipal ecosocialista tras la Comisión de Control del Ayuntamiento, en la que la concejala de Educación, Verónica Meseguer, no se presentó ni respondió por escrito a una pregunta sobre el caso.


El concejal del grupo municipal ecosocialista Eligio Hernández Bolaños asegura que “CC-PP usan la existencia de un solar en la zona previsto para destinarlo al colegio como pretexto para bloquear el diálogo con agentes judiciales en el conflicto sobre la ubicación de la Ciudad de la Justicia, cuando no han hecho nada para resolver la problemática de falta de plazas escolares en ese barrio”.

En este sentido, Hernández Bolaños insiste en que “el punto de partida para empezar a resolver las problemáticas de la ubicación de la Ciudad de la Justicia, y consecuentemente la del colegio, es la mesa de diálogo aprobada en el último pleno, que el alcalde no ha convocado aún”.

El concejal de Sí se puede reprocha también a la responsable municipal de Educación que se desentienda de la necesidad de contar con un nuevo centro educativo público en Cabo-Llanos, al mostrar su “desinterés absoluto en el asunto, cuando no acudió esta mañana ni respondió por escrito” a la pregunta que Hernández le dirigió para ser respondida en la Comisión de Control

El reglamento de la Comisión la obliga a responder de forma presencial o por escrito a la pregunta del concejal del grupo municipal ecosocialista Eligio Hernández Bolaños sobre la actuación del gobierno de CC-PP para exigir de forma “tangible” a la Consejería de Educación la construcción de un colegio de educación infantil y primaria en la zona.

Hernández Bolaños critica también a la excusa que el grupo de gobierno de Bermúdez presentó en la Comisión de Control para explicar la actitud de la concejala de Educación: se había ido a Cádiz para estar presente en el partido de fútbol en el que el Club Deportivo Tenerife puede confirmar su ascenso a primera división.

“Está bien que la concejala, que también tiene responsabilidad en el área de Deportes, apoye al Tenerife; ahora, bien, si no se estresa, en esta ciudad y en este ayuntamiento estamos esperando por una respuesta a una cuestión esencial para la ciudadanía, que también es su obligación”, asegura el concejal de Sí se puede.