martes, 16 de mayo de 2017

Sí se puede reclama en el pleno la participación de la oposición en el Consejo de Administración de Viviendas Municipales





Asun Frías destaca que el funcionamiento de la empresa es “absolutamente opaco”

Sí se puede lleva al pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife una pregunta para que el gobierno municipal de CC-PP explique los motivos por los que no permite la participación de los grupos municipales de oposición en la empresa municipal de viviendas.

La concejala del grupo de la formación ecosocialista en la corporación Asun Frías incluye en su pregunta una demanda sobre el plazo que se ha dado el grupo de gobierno para “subsanar la anomalía democrática de no convocar a la oposición a las reuniones del consejo de Administración de la Sociedad de Viviendas, Proyectos y Obras Municipales, SA, conocida por el nombre de “Viviendas Municipales”.

Frías recuerda que esta es una empresa del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y, por tanto, en coordinación con el IMAS y con otras administraciones públicas, debe dar respuesta a la grave situación en torno a la vivienda en la capital tinerfeña, donde muchas familias del municipio no tienen casa propia ni pueden permitirse pagar un alquiler a precio de mercado debido a la alta tasa de paro y a la inexistencia de un sistema de garantía de rentas digno. Algunas de estas familias “sobreviven en casas de familiares o amistades, aunque sea temporalmente, mientras que otras no tienen ni tan siquiera esa opción”, recuerda la concejala.

Viviendas Municipales cuenta con un consejo de administración al que no puede contribuir la oposición, dado el veto impuesto por CC-PP, tanto para este caso como para el de la otra empresa que es 100% municipal, la Sociedad de Desarrollo. Por este motivo, los grupos municipales de la oposición no pueden acceder a la información sobre la gestión y tienen nulas posibilidades de contribuir a su mejora.

Ese veto “va en detrimento de la democracia”, asegura Frías, e impide que Viviendas Municipales cometa errores como “el grave patinazo que tuvo cuando lanzó el proyecto de permuta de suelo municipal por viviendas construidas, que se anunció como el proyecto estrella del gobierno del alcalde Bermúdez con el PP, que ha sido un auténtico fracaso”.

La concejala apunta este caso como un ejemplo de “un error que igual el gobierno municipal no habría cometido si la oposición participase en el Consejo de Administración de Viviendas Municipales”, ya que “en Sí se puede, al menos, no nos encandilamos por las ocurrencias que inspiran al gobierno de CC-PP, y nos interesamos realmente por asuntos tan sensibles socialmente”.

“El funcionamiento de Viviendas Municipales es no solo antidemocrático, sino también absolutamente opaco –asegura Frías–, ya que, al menos, en la Sociedad de Desarrollo, aunque aún sin voto, somos convocados a las reuniones del consejo de administración”, lo que permite “recibimos información, podemos realizar preguntas y formular propuestas, lo que facilita la transparencia”.