jueves, 18 de mayo de 2017

Sí se puede propone poner en valor y promocionar el gofio en Santa Cruz



Asun Frías defenderá en el pleno acciones para conservar los molinos, crear una ruta divulgativa, impulsar su consumo y proteger y promover su producción

Sí se puede propone poner en valor y promocionar el gofio en Santa Cruz de Tenerife y, con esta intención, impulsa una moción en el pleno del Ayuntamiento de la capital tinerfeña el próximo 26 de mayo. La concejala del grupo municipal ecosocialista Asun Frías plantea que “junto a su riqueza alimenticia y su indudable importancia histórica, nos parece importante resaltar que el gofio tiene un valor etnográfico y cultural innegable” y con este fin plantea una serie de acuerdos destinados a fortalecer en Santa Cruz todas las vertientes desde las que se puede abordar el impulso de este alimento ancestral.


Frías destaca que “el gofio es mucho más que un alimento” y que en torno a él existe una “cultura que a un tiempo es tradición, innovación, identidad, patrimonio e historia”. La concejala señala que distintas acciones de promoción impulsadas por otras administraciones públicas en las Islas han conseguido el registro del gofio como denominación de origen protegida en la Unión Europea. Sin embargo, “la valorización y promoción de la cultura del gofio son asignaturas pendientes para el Ayuntamiento de Santa Cruz”.

La iniciativa de Sí se puede propone que el Ayuntamiento capitalino promocione los valores y el fomento del consumo del gofio entre la población a través de acciones formativas y de sensibilización, en particular, mediante su inclusión en “los menús de los comedores públicos y en todos aquellos financiados con fondos municipales”, dice el texto de la moción.

Esta difusión, a juicio del grupo municipal ecosocialista, debe ir más allá y alcanzar a turistas y visitantes mediante diversas acciones, entre las que Frías destaca la creación de una ruta municipal del gofio, que podría incluir una parada en una huerta de producción local de millo o trigo, visitas guiadas a los molinos declarados como BIC en el Suroeste de la capital tinerfeña, una visita al molino de gofio que continúa en activo y sesiones de degustación gastronómica en algún establecimiento de cocina canaria.

La concejala asegura que el valor cultural del gofio merece también otra actuación: la restauración y recuperación de los antiguos molinos de gofio catalogados como BIC y la conservación de los que se encuentran en mejor estado, una intervención dirigida a valorizar los molinos como sitios de interés histórico y etnográfico.

Frías apunta en este sentido los tres molinos situados en el distrito Suroeste: el de Llano del Moro –catalogado bajo la figura de protección de sitio etnológico–; y los dos catalogados como sitios históricos: el de Cuevas Blancas y el de Barranco Grande, cuyas ruinas y entorno fueron restaurados en 2010, tras su compra por parte del Ayuntamiento. Además, plantea incluir en el programa de conservación el único molino activo en Santa Cruz actualmente, situado en el barrio de La Salud y fundado en 1944, que se ha convertido en un lugar de referencia de este barrio y para gran parte de la población chicharrera.

Finalmente, Sí se puede plantea que el Ayuntamiento fomente la producción propia de cereales destinados a la elaboración de gofio y que inste a las administraciones competentes para que “amplíen su apoyo a la agricultura local, en pro de avanzar hacia la soberanía alimentaria”.