miércoles, 17 de mayo de 2017

Arcila muestra su preocupación ante los incumplimientos laborales de Emmasa



Sí se puede reclama una especial atención del equipo de gobierno de Santa Cruz para garantizar los derechos del personal de la depuradora

El portavoz del grupo municipal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Pedro Fernández Arcila, muestra su preocupación ante los incumplimientos laborales de Emmasa y reclama una especial atención del gobierno de CC-PP en la capital tinerfeña para garantizar los derechos del personal de la depuradora.


Arcila explica que, tras la aplicación del convenio del sector del agua a la plantilla de Emmasa, “Sacyr está intentando eliminar determinados complementos salariales al conjunto de trabajadores de la depuradora; son complementos a los que tienen derecho por corresponderles al estar establecidos en el convenio colectivo de empresa, anterior a la aplicación del convenio colectivo del sector”.

El portavoz ecosocialista recuerda que los pliegos de adjudicación de Emmasa exigen a Sacyr respetar los derechos contemplados en los convenios colectivos existentes en el momento de la adjudicación; sin embargo, los gestores de la empresa adjudicataria del servicio público de aguas en Santa Cruz están obligando al personal de la depuradora a renunciar a las mejoras adquiridas como resultado del anterior convenio, lo que supone “un claro incumplimiento del contrato administrativo”, recalca.

Por este motivo, Sí se puede considera que “el grupo de gobierno de Santa Cruz debe intervenir de manera decidida en este caso”, señala el concejal ecosocialista. Arcila llama la atención sobre que “Sacyr, incluso, se ha planteado exigir al personal renuncias individuales a derechos consolidados, lo que es buena muestra del carácter antisocial de esta multinacional”. 

El portavoz ecosocialista incide en esta crítica al señalar que las empresas incumplidoras de derechos laborales saben que en Santa Cruz cuentan con la “pasividad del gobierno local, siempre dispuesto a desentenderse del respeto a los derechos laborales; esto es algo que hemos podido comprobar con la situación del personal de vigilancia adscrito a las dependencias municipales, un caso en el que el gobierno de CC-PP está propiciando la adjudicación de este servicio a las empresas piratas”.

En el caso de Emmasa, “volvemos a asistir al espectáculo de la pasividad de CC-PP, en el que vuelve a mostrar su absoluto pasotismo ante claras situaciones de vulneración de derechos laborales de los trabajadores adscritos al servicio de saneamiento de aguas residuales”, subraya Arcila.