miércoles, 12 de abril de 2017

Sí se puede reclama a Garcinuño explicaciones sobre las actuaciones de Urbanismo en la Montaña de Taco



Arcila pide detalles sobre acciones frente a las actividades clandestinas, sobre la revisión de licencias y sobre la disponibilidad de terrenos para el futuro Parque de la Montaña de Taco

Sí se puede reclama al concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Santa Cruz, Carlos Garcinuño, que explique las actuaciones de la Gerencia de Urbanismo en la Montaña de Taco ante la Comisión de Control que se celebra el próximo 20 de abril.


Sí se puede considera que es necesario actuar con contundencia ante la situación existente en la Montaña de Taco, donde se dan actuaciones que constituyen un atentado medioambiental y que convierten la montaña en un espacio en el que no se reconocen ni se cumplen las leyes sobre medioambiente.

El portavoz del grupo de Sí se puede en la corporación, Pedro Fernández Arcila, asegura que “a pesar de lo que dice Urbanismo, se siguen realizando actividades clandestinas de extracción, a lo que se añade que en los últimos años ha habido una docena de órdenes de paralización incumplidas”. Arcila añade que “exigimos mayor compromiso con la creación del parque en la Montaña de Taco”.

La ejecución del parque es un acuerdo aprobado por el pleno de febrero de 2012 a propuesta de Sí se puede, “una iniciativa que formulamos tras un intenso debate y trabajo conjunto con el vecindario de Las Moraditas y de Taco para abordar la necesidad de detener la degradación imparable debido a la fuerte actividad extractiva de la piconera ubicada en ese espacio, que es clandestina e ilegal”, subraya el portavoz.

Arcila pide en primer lugar el detalle sobre las actuaciones en materia de disciplina urbanística y medioambiental frente a las actividades clandestinas que se desarrollan en ese espacio, tales como las plantas de machaqueo y la extracción incontrolada de áridos y material para la construcción, en lo que se ha convertido en “la infracción medioambiental más grave que se ha ocasionado a este cono volcánico desde las décadas de los 60 y 70 del siglo pasado”, así como ante los vertidos de aguas residuales y de escombros y materiales de la construcción y las quemas incontroladas.

Igualmente, el portavoz ecosocialista pide a Garcinuño que entregue detalles sobre la revisión de oficio de las licencias que puedan haberse concedido contraviniendo el planeamiento urbanístico.

Requiere también información sobre las actuaciones realizadas para garantizar la disponibilidad de los terrenos del futuro Parque de la Montaña de Taco, una actuación que debe ejecutarse, además, para evitar que quede comprometida la importante subvención europea obtenida a través del proyecto de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (DUSI) de Rehabilitación paisajística de la Montaña de Taco.

Igualmente, Arcila pide que el grupo de gobierno entregue al grupo opositor antes de la sesión de la Comisión una copia de las actuaciones realizadas en materia de disciplina urbanística y medio ambiental en los terrenos de la Montaña de Taco.

A juicio de Sí se puede, deben incrementarse los controles, tomar medidas severas para hacer cumplir las normas, y abrirse los correspondientes expedientes sancionadores, como medidas previas para la puesta en marcha de un plan de regeneración paisajística de La Montaña de Taco y la recuperación de este espacio y sus inmediaciones para disfrute de la ciudadanía de los barrios de la zona.