viernes, 21 de abril de 2017

Sí se puede propone que la energía eléctrica que consuma el Ayuntamiento de Santa Cruz proceda de fuentes renovables



Eligio Hernández Bolaños defenderá en el pleno una moción para no prorrogar el actual contrato y condicionar la adjudicación de energía en el próximo concurso público

Sí se puede promueve que los contratos de suministro eléctrico al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife estén condicionados a que la energía proceda íntegramente de fuentes renovables. La iniciativa será impulsada por el concejal del grupo municipal ecosocialista Eligio Hernández Bolaños en el pleno el próximo viernes, 28 de abril. La moción plantea que esta condición incluya también a los organismos, fundaciones y entidades dependientes de la corporación.


La propuesta consiste en no prorrogar el actual contrato que mantiene la corporación para el suministro de energía eléctrica e iniciar los pasos necesarios para que este Ayuntamiento, en el próximo concurso público para el suministro eléctrico, condicione la adjudicación a que la energía proceda íntegramente de fuentes renovables.

A juicio de Sí se puede, “el sistema energético debe transitar desde un modelo basado en el consumo desmesurado de recursos, sobre todo de combustibles fósiles hacia otro modelo basado en el ahorro, la eficiencia y las fuentes renovables”, señala Hernández Bolaños.

El concejal ecosocialista subraya que “los avances tecnológicos en materia de energías renovables permiten hoy afrontar este cambio de modelo energético a precios incluso inferiores a los que pagamos en la actualidad”, por lo que en Canarias hay que dirigirse “hacia el desarrollo de sus fuentes energéticas renovables y endógenas, y hacia mayores cotas de soberanía energética”; ya que en la actualidad el 85% de la energía consumida en las Islas procede del exterior.

Hernández apunta que el modelo energético actual causa graves problemas a escala global y local, como el calentamiento global o la contaminación atmosférica, y problemas sociales y económicos cada vez más acuciantes: el preocupante incremento de la población que carece de un acceso adecuado a la energía o la falta de transparencia e información de los mercados energéticos.

El concejal apunta la necesidad de que las administraciones utilicen los recursos a su disposición para garantizar una transición ordenada hacia un modelo de producción y consumo energético que ofrezca mayores cotas de libertad, transparencia y cuidado medioambiental y social. Con ello está comprometido el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife por su adhesión en junio de 2013 al llamado Pacto de los Alcaldes, el principal movimiento europeo en el que participan autoridades locales y regionales que han asumido el compromiso voluntario de mejorar la eficiencia energética y utilizar fuentes de energía renovable en sus territorios.

Eligio Hernández Bolaños destaca que en el Estado español son las entidades locales las que han dado el paso de iniciar esa transición energética, a falta de un mayor impulso del Gobierno central, entre ellas, los ayuntamientos de Madrid y Barcelona. En Canarias, el Cabildo de Gran Canaria ha sido la primera administración pública que obliga a su suministradora de energía a avalar que el origen de su energía es limpio y que no ha generado emisiones contaminantes de CO2; mientras que el Cabildo de Tenerife, recientemente, también se ha comprometido en este empeño.

El concejal de Sí se puede recuerda que en la actualidad apenas el 10 por ciento de la electricidad que se genera en Canarias tiene origen renovable –un porcentaje menor para la isla de Tenerife–, por lo que “la implicación activa de las administraciones, como el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, cocapital de Canarias, debe contribuir a impulsar, también desde el lado de la demanda, el crecimiento inexorable de esta proporción de fuentes renovables de suministro energético”.