martes, 25 de abril de 2017

Sí se puede pregunta en el pleno por los vertidos de aguas residuales de otros municipios en la EDAR de Buenos Aires



Arcila llama la atención sobre la supuesta falta de capacidad de la depuradora que argumenta el gobierno de CC-PP para justificar que no se eleven las aguas de la EBAR de Cabo Llanos

La organización ecosocialista quiere conocer la cantidad de aguas y lixiviados procedentes del PIRS vertidos en la depuradora de Santa Cruz

Sí se puede pregunta en el pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife que se celebra este viernes, 28 de abril, por los vertidos en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Buenos Aires de aguas residuales procedentes de otros municipios.


El portavoz del grupo municipal ecosocialista en la corporación de la capital tinerfeña, Pedro Fernández Arcila, llama la atención sobre la supuesta falta de capacidad de la depuradora de Buenos Aires que el gobierno de CC-PP utiliza como argumento para justificar que no se eleven aguas residuales desde la Estación de Bombeo de Aguas Residuales (EBAR) de Cabo Llanos hasta la EDAR.

Arcila asegura que “el equipo de gobierno siempre ha afirmado que la causa por la que no se elevan las aguas residuales desde la EBAR de Cabo Llanos a la EDAR de Buenos Aires se debe a que esta última no tiene capacidad para depurar las aguas que recoge en Cabo Llanos; sin embargo, desde hace varios años, la EDAR está recogiendo aguas residuales de otros municipios y lixiviados del PIRS de Arico, transportados a través de camiones cuba”.

Por este motivo, el portavoz ecosocialista dirige una consulta al pleno en la que inquiere si existe autorización de los servicios municipales para verter a la depuradora de Buenos Aires aguas residuales de otros municipios y lixiviados procedentes del Complejo Medioambiental de la Isla de Tenerife, conocido como PIRS por su papel clave en el Plan Insular de Residuos de Tenerife.


Igualmente, Arcila pide detalle de cuántos son los metros cúbicos vertidos por estos camiones cuba en los últimos dos años y cuáles son las cuantías mensuales percibidas por el Ayuntamiento en ese periodo por este concepto.