jueves, 6 de abril de 2017

Sí se puede e Izquierda Unida Canaria apoyan la creación de la coordinadora contra la pobreza en Santa Cruz de Tenerife



Trujillo y Frías participaron este miércoles en una asamblea ciudadana sobre el reparto de alimentos en el municipio que acabó abordando los problemas de base

Sí se puede e Izquierda Unida Canaria apoyan la iniciativa de crear una coordinadora por los derechos humanos y contra la pobreza en Santa Cruz de Tenerife, según el principal acuerdo adoptado este miércoles, 5 de abril, por la asamblea ciudadana reunida en el barrio de Azorín, con la intención inicial de abordar la problemática asociada a la distribución de alimentos en la capital tinerfeña.


El debate que tuvo lugar entre las personas asistentes a la primera sesión de esta asamblea fue muy rico y pronto desbordó el marco de las irregularidades en el reparto de alimentos que motivó la convocatoria lanzada por la Plataforma 29 E y por la Plataforma por la Dignidad, para pasar a poner sobre la mesa otras dificultades sociales que afectan a la mayoría de la ciudadanía de Santa Cruz y los pocos medios que ponen las administraciones para solventarlas.

El encuentro ciudadano contó con la participación de más de medio centenar de personas, en su mayoría usuarias de los Servicios Sociales y pertenecientes a distintos colectivos ciudadanos. Estuvieron también presentes los concejales en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Izquierda Unida Canaria, Ramón Trujillo, y del grupo municipal de Sí se puede Asun Frías, además de otros miembros de ambas organizaciones.

Trujillo y Frías se mantuvieron en un segundo plano, escuchando los múltiples testimonios expuestos y las propuestas de las plataformas ciudadanas. Por petición de las plataformas convocantes, ambos concejales intervinieron finalmente con la intención de animar a la participación social y a la unidad de todos los colectivos y personas que quieren luchar por la justicia social y por la erradicación de la pobreza en el municipio y en toda Canarias. Ambos ediles coincidieron en que la sociedad canaria cuenta con medios para cubrir las necesidades básicas de la población y que el problema de fondo es la mala distribución de la riqueza.

Frías recordó que “la brecha entre las grandes fortunas y las personas más empobrecidas ha aumentado un 25% en Canarias desde que empezó la crisis e insistió en la necesidad de que se implante una Renta Básica para garantizar el más importante de los derechos, el derecho a la vida”. Trujillo, por su parte, incidió en la idea de que “el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife cuenta con recursos suficientes para aumentar considerablemente el presupuesto social y afrontar con dignidad la lucha contra la pobreza, pero esta no es una prioridad del grupo de gobierno de CC-PP: no interesa acabar porque conviene que haya paro y precariedad para facilitar la explotación laboral y el enriquecimiento de los mismos de siempre”.