miércoles, 1 de marzo de 2017

PSOE, Sí se puede e IU proponen una auditoría sobre el reparto de alimentos para esclarecer la situación real


La oposición municipal considera necesario un nuevo reglamento sobre la distribución gratuita de alimentos

Los tres grupos piden un cambio de modelo y que por fin se implante el bono de alimentos, paralizado desde 2015

Los grupos municipales del PSOE, Sí se puede e Izquierda Unida proponen que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife realice una auditoría sobre el actual sistema de reparto de alimentos. Esta propuesta conjunta de la mayoría de la oposición busca esclarecer la situación real tras las críticas y comentarios de faltas de respeto a la dignidad de las personas que afirman sufrir quienes utilizan el servicio.


De cara al pleno que el consistorio celebrará este viernes, los tres grupos proponen abrir un proceso participativo para modificar el Reglamento Municipal Regulador de la Distribución Gratuita de Alimentos y que así se ajuste a la realidad actual. Como medida transitoria, mientras se aprueba el reglamento se plantea poner los medios para difundir y hacer cumplir el vigente en la actualidad. Durante la moción, además, intervendrá Macarena González en nombre de las plataformas 29 E y Dignidad de las Personas, de las personas afectadas y de la Asociación ‘Santa María Tres Barrios’.

Otra de las medidas reclamadas por la oposición es la implantación urgente del sistema conocido como bono de alimentos. En ese sentido, recuerdan que ya ha pasado casi año y medio desde que se aprobara la creación del mismo, en el pleno de octubre de 2015.

Por último, la moción conjunta reclama la promoción y defensa del establecimiento de un sistema de garantía de rentas, instando al Parlamento de Canarias y a las Cortes Generales y los gobiernos estatal y autonómico a poner los medios para implantarlo. PSOE, Sí se puede e IU consideran que el sistema de reparto de alimentos en el municipio de Santa Cruz de Tenerife tiene que ser revisado.

El planteamiento de la oposición es no centrar la política de atención social en un sistema meramente asistencialista, caracterizado por la beneficencia y el clientelismo. La ciudadanía de Santa Cruz de Tenerife necesita una atención integral con cada persona y con cada unidad de convivencia usuaria de los servicios sociales.

Para tal fin proponen el uso de todos los instrumentos posibles con el objetivo de atender a las necesidades de aquellos vecinos y vecinas que nos requieran. Las quejas que han realizado tanto la Plataforma 29 E como la Plataforma de la Dignidad de las Personas dejan claro que el servicio queda muy lejos de ser bueno: largas colas para recibir una bolsa de alimentos, entrega de alimentos caducados, malas formas de tratar a las personas usuarias, obligación de realizar tareas que no tendrían que realizar a cambio de una mísera ayuda sin contemplar el estado físico o la salud de cada persona e, incluso, utilización partidista del reparto a cambio de votos u otros favores políticos...

También recuerdan que, en algunos casos, por la falta de voluntarios y voluntarias, se ven obligados a descargar los camiones de donde las entidades reciben los alimentos, ya que, de no hacerlo, no reciben comida por parte de la entidad. Los grupos proponente de la moción consideran esta práctica inadmisible, pidiendo al Ayuntamiento que actúe, tomando medidas dirigidas a esclarecer estas denuncias así como el funcionamiento actual del sistema de reparto.