martes, 28 de marzo de 2017

Sí se puede e Izquierda Unida piden en una moción que los planes sociales de empleo primen a las mujeres mayores de 50 años


El texto plantea corregir déficits de los enfoques de género, discapacidad y edad

Sí se puede e Izquierda Unida Canaria (IUC) en el Ayuntamiento de Santa Cruz presentarán una moción conjunta al pleno de este viernes para exigir que los planes sociales de empleo se dirijan al sector de la población más afectado por la recesión económica: las mujeres mayores de 50 años. Sí se puede e IUC recuerdan que a pesar de que los planes ya contemplan favorecer “la contratación de mujeres en una situación de desempleo determinada y de personas con discapacidad” la realidad es que “no existe una evaluación del impacto que para las personas con discapacidad, las mujeres ni otros colectivos con especiales dificultades de inserción tiene este plan de empleo”.

El texto de la moción recuerda que el Programa Extraordinario de Empleo Social 2016-2017 firmado en abril de 2016 entre Gobierno de Canarias y la Federación Canaria de Municipios (FECAM) se dirige a los 88 municipios de Canarias e incide en obras o servicios de interés general, que serán definidas por los propios Ayuntamientos.
Con una financiación de 40 millones de euros, el programa, además del criterio de escasez de ingresos (se establece un máximo de ingresos de 350 euros por persona en la unidad familiar), plantea favorecer la contratación de mujeres, desempleados de larga duración, mayores de 45 años, personas en riesgo de exclusión social y personas con discapacidad.
“Sin entrar en la idoneidad de este tipo de actuaciones para acabar con la situación de exclusión (muchas veces, a los 6 meses las personas desempleadas vuelven al punto de partida), ni en los criterios de valoración de las bases, sí queremos destacar ciertos déficits en cuanto a los enfoques de género, de discapacidad y de edad”, plantea la moción.
El texto añade que es necesario aplicar la “transversalidad de género”, teniendo en cuenta que la tasa de mujeres desempleadas de larga duración es la mayor de todo el Estado, situándose en más del 49 por ciento.
Sí se puede e IUC defienden además que “hay que darle prioridad a la contratación de mayores de 50 años para reforzar sus historiales de cotización para que puedan cobrar el subsidio para mayores de 55 años y no queden excluidas socialmente en los umbrales de la edad de jubilación”.
La moción plantea como punto de partida la necesaria integración del enfoque de género en todo el proceso de los planes de empleo social (diseño, selección de personal, contrataciones, seguimiento y evaluación) para que se posibilite una contratación, al menos, de representación equilibrada entre los sexos 60/40; y ajuste de los perfiles a aquellas mujeres que, además, están en situación de vulnerabilidad: mujeres solas con cargas familiares, migrantes, con discapacidad, en situación de violencia de género, transexuales o mayores de 45 años.
Además propone que la Concejalía de Igualdad actúe como asesora de los proyectos de empleo que presente la Corporación, para garantizar la transversalidad y el enfoque de género en cada uno de ellos, en consonancia con el punto primero del acuerdo e incorporar la perspectiva de discapacidad a los proyectos de empleo social, propiciando un análisis sobre la situación de las personas con discapacidad y el empleo y posibilitando la incorporación de las mismas en distintas ocupaciones.

Como cuarto punto, el texto pide establecer como otro criterio de discriminación positiva la contratación de personas mayores de 50 años para reforzar sus historiales de cotización y facilitar que, cuando cumplan 55 años, puedan cobrar el correspondiente subsidio y no caigan en la exclusión social en los umbrales de la edad de jubilación. Asimismo exige incluir todos estos criterios como cláusulas sociales para las contratas del Ayuntamiento.