viernes, 10 de febrero de 2017

Sí se puede renuncia una vez más a los privilegios para acceder a espectáculos del Carnaval e insiste en su retirada para todos los cargos públicos



* Yaiza Afonso: “La representación popular no puede ser causa de derechos exclusivos”
* La organización ecosocialista exige por quinto año consecutivo poner fin a esta práctica discriminatoria y antidemocrática
Los concejales y concejalas de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Pedro Fernández Arcila, Asunción Frías, Eligio Hernández Bolaños y Yaiza Afonso, ha renunciado por quinto año consecutivo a los privilegios que el grupo de gobierno de CC-PP concede a los representantes políticos para acceder de forma privilegiada a los espectáculos del Carnaval.


La organización ha comunicado al grupo de gobierno su renuncia formal a este tipo de privilegios, que consistían en pases especiales para algunos espectáculos, como la gala inaugural de las fiestas, y la posibilidad de no hacer cola para comprar entradas, en otros casos.

La razón de este rechazo obedece a los principios democráticos e igualitarios que orientan la actuación de Sí se puede, ya que “nuestro objetivo esencial es acabar con un sistema que sostiene la desigualdad, en el que existe una ciudadanía de primera y otra de segunda –asegura la concejala ecosocialista Yaiza Afonso–. Haber sido elegidos por el pueblo para representarlo no nos otorga ningún derecho exclusivo, sino que nos adjudica la responsabilidad de servir a la sociedad”, añade.

En este sentido, Afonso apuntó que “los políticos y las políticas tenemos que dar ejemplo y no podemos situarnos por encima de la ciudadanía; al contrario, debemos vivir como iguales entre los ciudadanos y las ciudadanas y experimentar sus mismas condiciones de vida; crear una burbuja en la que la representación política viva ajena a las condiciones de vida de la sociedad no solo extiende privilegios injustificados, sino que aísla a las personas encargadas de la representación política y le resta  sentido a su papel social”.

Al respecto, se preguntó qué dignidad tiene una persona dedicada a la política cuando le regalan el privilegio de acceder de esta manera a un acto popular mientras el resto de chicharreros y chicharreras tienen que hacer colas kilométricas para comprar las entradas de los diferentes actos del Carnaval, como ocurrió con especial dificultad este año debido a los problemas con la venta de entradas por Internet.

Afonso destacó también que el sobreaforo practicado en la gala inaugural del Carnaval este año, que ya su organización denunció ante la Comisión de Control municipal, también fue alimentado por el uso indiscriminado de invitaciones especiales, la mayoría de ellos, dirigidas a representantes políticos.

Sí se puede reclama que se eliminen estos privilegios para los cargos públicos y para personas afines a los círculos de poder desde que ingresó en la corporación de Santa Cruz en 2011 y ha renunciado a ellos en el caso del Carnaval desde 2012. Sin embargo, pasados cinco años, la Corporación sigue concediendo a los miembros del Pleno un derecho exclusivo que no les corresponde ni por sus cargos ni por cualquier otra circunstancia de índole similar.

El rechazo de la organización ecosocialista a estas actitudes se extiende a todas las actividades culturales y sociales del municipio en las que también se pongan en práctica este tipo de regalías, “totalmente anacrónicas en la sociedad del siglo XXI, que debe profundizar en la construcción de una democracia y una igualdad plenas en cualquier ámbito, aunque parezca aparentemente intrascendentes”, concluye Afonso.