viernes, 24 de febrero de 2017

Sí se puede presenta una moción para cerrar el CIE de Hoya Fría si no tiene licencia de apertura



Asun Frías propone al pleno de Santa Cruz crear un servicio de asesoramiento jurídico gratuito hasta que se clausure el Centro de Internamiento
La organización ecosocialista considera que los CIE son “extensiones de un calabozo policial” en los que se vulneran los derechos humanos
Sí se puede plantea al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife que cierre el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Hoya Fría si no tiene licencia de apertura. La concejala del grupo municipal ecosocialista en la corporación de la capital tinerfeña Asun Frías defenderá en la sesión plenaria una moción en la que se propone proceder al cierre del CIE en el caso de que no cuente con todas las licencias y autorizaciones administrativas necesarias.

La iniciativa incluye que, mientras no se ejecute la clausura, el Ayuntamiento debe facilitar que se establezca un convenio con el Ministerio del Interior y con el Colegio de Abogados de Santa Cruz de Tenerife para crear un servicio de asesoramiento jurídico gratuito en el CIE de Hoya Fría, con la aportación de la partida presupuestaria correspondiente con cargo a los fondos municipales.

Por otra parte, Sí se puede plantea que el Ayuntamiento capitalino inste a las Cortes Generales y al Gobierno estatal al cierre absoluto de los Centros de Internamiento de Extranjeros, así como también que inste al ejecutivo a derogar la Ley Orgánica 4/2000, del 11 de enero sobre derecho y libertades de los extranjeros, que vulnera claramente el contenido de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. 

La concejala ecosocialista recuerda que en julio de 2016 pidió información en la Comisión de Control municipal por las licencias y autorizaciones administrativas con las que cuenta el CIE de Hoya Fría. Frías destaca que “en su extensa respuesta por escrito, a la que se adjuntan varios documentos administrativos, resulta llamativo que la Concejalía de Urbanismo omitiese la información sobre si el CIE cuenta con licencia de apertura, indispensable para desarrollar la actividad”, y subraya que, en caso de no contar con ella, “el equipo de gobierno debe actuar inmediatamente y ordenar su cierre, como hizo la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ordenando el cierre del CIE de Zona Franca, en su caso, por carecer de licencia urbanística e incumplir la normativa de Seguridad y Prevención de Incendios”.

Sí se puede considera que “los CIE no son más que cárceles racistas donde se encierra a personas que, en su mayoría, tan solo han cometido faltas administrativas, como no tener permiso de residencia o de trabajo, previo paso a su expulsión del país”, manifiesta Frías en el texto de la moción. 

La concejala asegura que la naturaleza de estas instalaciones “expresa la arbitrariedad de un sistema incapaz, que llena estos centros de decenas de miles de seres humanos detenidos en redadas cuya única guía es el perfil étnico” y que, dada su gestión por parte de la Dirección General de la Policía, pueden considerarse “extensiones de un calabozo policial” en los que “se vulneran gravemente los Derechos Humanos”, donde se ha detectado la presencia de mujeres víctimas de trata y de otras formas de violencia, a las que en su mayoría se expulsa  sin haber sido informadas de su derecho a solicitar asilo y que han sido denunciados por muchas organizaciones sociales, instituciones y organismos internacionales han denunciado su opacidad y las condiciones de vida de las personas internas.