lunes, 6 de febrero de 2017

Sí se puede critica el retraso en la aplicación de acciones previstas para la Reserva de la Biosfera de Anaga



Arcila pregunta a Díaz Estébanez en la Comisión de Control sobre la adecuación de las playas de Almáciga, El Roque y Benijo
Sí se puede critica el retraso en la aplicación de las acciones previstas tras la declaración de Anaga como Reserva de la Biosfera por el programa MAB – Unesco en junio de 2015. La organización ecosocialista considera que las instituciones canarias continúan paralizadas en este asunto y plantea una pregunta al grupo de gobierno de CC-PP en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife sobre la adecuación de las playas de Anaga, con la intención de que puedan ejecutarse actuaciones antes de la temporada estival.


Por este motivo, el portavoz del grupo municipal ecosocialista en la corporación de la capital tinerfeña, Pedro Fernández Arcila, dirige una pregunta al concejal del Distrito de Anaga, José Alberto Díaz Estébanez, para que responda ante la Comisión de Control que se celebra este jueves, 9 de febrero.

En concreto, Arcila pregunta qué medidas se pretende implantar en las playas de Almáciga, El Roque de Las Bodegas y en lo que proceda en la playa de Benijo durante los meses de verano “en lo que se refiere a la ampliación del horario de los servicios de socorrismo, incremento del servicio público de limpieza, ordenación del tráfico privado, ordenación de usos en la playa y, por último, en lo que se refiere a la instalación de aseos públicos, duchas e infraestructura para hacer más accesible las citadas playas”.

El portavoz ecosocialista llama la atención sobre la necesidad de mejorar los servicios y dotaciones de estas playas de El Roque de Las Bodegas, Almáciga y Benijo, dadas las fechas, que permiten prever actuaciones de cara a la temporada estival, cuando “se hace más grave la falta de una mínima infraestructura para atender adecuadamente” el incremento de usuarios; no obstante, recuerda que “durante todo el año se produce una gran afluencia de turistas y residentes a estas playas”.

El portavoz ecosocialista apunta como señales de desatención el que ni tan siquiera se cuente con aseos públicos, duchas, información sobre el estado de peligrosidad de las playas, o la infraestructura necesaria para la accesibilidad, esencial en las playas de Almáciga y El Roque de Las Bodegas.

Además, detalla otras actuaciones que son necesarias especialmente para los meses del verano, porque “resulta necesario incrementar la presencia de los servicios públicos de limpieza, extender el horario de los socorristas a la vista de la cantidad de personas que permanecen en estas playas y de los accidentes acaecidos en los años pasados cuando termina el horario de estos profesionales, la regulación del tráfico privado –y la eventual habilitación de nuevas zonas de aparcamiento–, y la ordenación de los usos en las playas, básicamente el control de las acampadas –sobre todo en la playa de Benijo y Almáciga–, y la habilitación de espacios para las, cada vez más frecuentes, escuelas de surf, lo que permitiría un mayor disfrute y sosiego para el resto de los usuarios”.

Arcila asegura que la declaración de la Reserva de la Biosfera para Anaga “fue un motivo de esperanza para muchas personas y colectivos que considerábamos que este reconocimiento internacional debía significar un cambio en las políticas de las instituciones públicas canarias que supusiera una apuesta más decidida de desarrollo sostenible para la comarca”; sin embargo, un año y medio después del reconocimiento por parte de la Unesco, siguen sin hacerse realidad “las acciones previstas en los documentos”, además de no contarse con “la ansiada participación vecinal en la toma decisiones públicas, elemento fundamental para un efectivo desarrollo”.