jueves, 12 de enero de 2017

Sí se puede propone abrir procesos participativos en los planes de protección de conjuntos históricos




La vocal ecosocialista en el Tagoror del Distrito Centro-Ifara plantea la necesidad de contar desde el inicio con habitantes y colectivos afectados por los planes de Los Hoteles y Pino de Oro
Sí se puede propone que la concejalía de Urbanismo impuse procesos participativos amplios para la elaboración de los Planes Especiales de Protección de los Conjuntos Históricos del barrio de Los Hoteles-Pino de Oro y del Antiguo Santa Cruz. Así lo defenderá este miércoles, 18 de enero, la vocal de la organización ecosocialista en el Tagoror del Distrito Centro-Ifara de la capital tinerfeña, Annabel Espinosa, que plantea que estos procesos deben involucrar a los habitantes y colectivos afectados en la mejora y transformación de estos espacios emblemáticos de la capital tinerfeña.


El proceso debe ser, además, previo a la elaboración de los primeros documentos, defenderá la vocal, de forma que se permita así el diseño de propuestas consensuadas y en el que exista una retroalimentación entre los equipos técnicos y el público interesado, para lo que es necesario abrir “espacios para reuniones que posibiliten el intercambio de pareceres y propuestas”.
Espinosa señala que “el actual deterioro de los conjuntos históricos está provocando daños a la imagen y a la economía de la ciudad, además de a la propia calidad de vida de sus habitantes”, por lo que se hace necesario la rehabilitación y la revitalización del patrimonio histórico y cultural, actuación que “supone un coste para el erario público, pero sin duda este revertirá más tarde en la economía del municipio, y por ende en las arcas públicas”.
Los planes especiales de protección correspondientes a los conjuntos históricos del barrio de Los Hoteles-Pino de Oro y del Antiguo Santa Cruz se impulsaron desde el año pasado por parte de la Gerencia Municipal de Urbanismo y por este motivo adelanta Sí se puede esta iniciativa, ya que considera que “la falta de participación ciudadana en la elaboración de planes urbanísticos, y más en los que emanan de la Ley de patrimonio histórico de Canarias, provoca que estos nazcan deslegitimados y que la aprobación de estos se convierta habitualmente en un proceso largo, tedioso y convulso, como ocurrió por ejemplo con Plan Especial del barrio de El Toscal, por la falta de respaldo ciudadano, que ven en estos documentos elaborados a sus espaldas como instrumentos que sirven a los intereses de una minoría y que por lo tanto no responden al interés general”.
Además, la vocal ecosocialista se hace eco del “creciente interés de las chicharreras y los chicharreros por la conservación de su patrimonio histórico –y de sus señas de identidad–“, lo que apoya el criterio de Sí se puede sobre “la necesidad inaplazable de incorporar en la elaboración de estos planes a la sociedad santacrucera”.
Además, Espinosa preguntará al grupo de gobierno qué medidas va a tomar el ayuntamiento para dotar a la ciudadanía de aparcamientos gratuitos en las inmediaciones de las calles Méndez Núñez y La Rosa ante sus inminentes remodelaciones, lo que se prevé que provoque la desaparición de una cantidad significativa de plazas de aparcamientos públicos. Espinosa subraya que su pregunta se refiere tanto al periodo de desarrollo de las obras como tras su conclusión y pide también los expedientes de ambas obras.