jueves, 26 de enero de 2017

Sí se puede denuncia la burla a la justicia y al ayuntamiento por parte de las operadoras en la calle Bellotero



Pedro Fernández Arcila destaca el incumplimiento del grupo de gobierno de CC-PP del acuerdo plenario para desmantelar las antenas
Sí se puede considera una burla a la justicia y al propio Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife por parte de las empresas operadoras de telefonía móvil el que no se haya desmontado las antenas situadas en la calle Bellotero, en El Sobradillo, después de las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Canarias en ese sentido y tras el reciente acuerdo plenario en que la corporación de la capital tinerfeña decidió llevar a cabo su desmantelamiento.

El portavoz del grupo municipal ecosocialista en el ayuntamiento capitalino, Pedro Fernández Arcila, preguntará en el pleno que se celebra este viernes, 27 de enero, al grupo de gobierno de CC-PP por qué motivo no se ha llevado a cabo el desmantelamiento de las antenas citadas y subraya que “nada ha cambiado para los vecinos más directamente afectados” a pesar del peso que deben tener las sentencias del TSJC y los acuerdos plenarios que establecen este procedimiento. “Estas instalaciones continúan en activo, sin ningún tipo de control”, subraya Arcila, lo que ocasiona “un daño irreparable a la salud de los vecinos cercanos”. 
El pasado mes de julio de 2016, el TSJC abrió la puerta a la retirada de las 21 antenas de telefonía móvil que se encuentran en situación precaria, sin autorización, en Santa Cruz de Tenerife. La firme decisión del tribunal, que rechazó una apelación de una empresa operadora a una sentencia ganada en primera instancia por el ayuntamiento, establece la retirada de esta antena precisamente por no contar con autorización en vigor.
La retirada de las antenas había sido frenada por la apelación, pero tras la resolución del TSJC, la única explicación a los retrasos es “la mala voluntad política del grupo de gobierno de CC-PP, que prefiere tener enfrente a los vecinos y llevarse bien con las multinacionales de la telefonía móvil”, asegura el portavoz de Sí se puede.
La Plataforma de Afectados por las Antenas de Telefonía Móvil en Canarias (Planmocan) contabiliza cerca de 150 personas fallecieron entre octubre y noviembre del año pasado, la mayoría de ellos por cáncer, y residentes en el entorno más cercano a las tres antenas de telefonía móvil de la calle de El Sobradillo.