jueves, 8 de diciembre de 2016

Sí se puede pide la versión del gobierno de Santa Cruz de Tenerife sobre el fracaso de la permuta de suelo por casas vacías



Pedro Fernández Arcila pide la comparecencia de la concejala de Vivienda, Carmen Delia Alberto, ante la próxima Comisión de Control

Sí se puede pide al grupo de gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife su versión sobre el fracaso del proyecto de permuta de suelo municipal por viviendas vacías, tal como se ha anunciado recientemente en medios de comunicación en esos términos. Con este motivo, el portavoz del grupo municipal de Sí se puede en la corporación capitalina, Pedro Fernández Arcila, firma la solicitud de comparecencia de la concejala delegada de Vivienda, Carmen Delia Alberto Gómez, ante la Comisión de Control que se celebra el próximo jueves, 15 de diciembre.


Arcila pide a Alberto que informe sobre las razones por las que el Área de Vivienda municipal considera que se ha fracasado en el proyecto de concurso de permuta de suelo municipal por vivienda construida, a la vista de que no se ha logrado materializar una sola permuta.

Al portavoz ecosocialista le llama la atención que, en el pleno sobre el Estado del Municipio del pasado viernes 2 de diciembre, el alcalde José Manuel Bermúdez destacó esta iniciativa entre las propuestas más notables de su gobierno, “lo que no sabemos es si no tenía información de este fracaso, anunciado al día siguiente, o si, como es su costumbre, quiso vender en el pleno una moto averiada más”, afirma.

La propia concejala ha hecho declaraciones a los medios en las que por una parte señala que la iniciativa no ha tenido suerte, pero expresa la intención del grupo de gobierno de CC-PP de mantener el proyecto mediante la ampliación del plazo correspondiente.   

Se trata de uno de los proyectos fetiche del grupo de gobierno municipal presidido por Bermúdez, con el que se pretende entregar suelo municipal de uso residencial en el Distrito Suroeste a propietarios de viviendas vacías a cambio de esas casas, para emplearlas como respuesta a la demanda de una solución habitacional por parte de personas sin recursos.