miércoles, 28 de diciembre de 2016

Sí se puede insiste en la necesidad de crear una red de huertos urbanos ecológicos en Santa Cruz



Asun Frías denuncia la falta de palabra del grupo de gobierno en su compromiso con esta propuesta ecosocialista

Sí se puede insiste en la necesidad de crear una red de huertos urbanos ecológicos en Santa Cruz de Tenerife, tal como acordó el ayuntamiento de la capital tinerfeña al aprobar por unanimidad una moción ecosocialista en este sentido en el pleno de la corporación hace cerca de cinco años, en enero de 2012.

La concejala del grupo de Sí se puede en Santa Cruz de Tenerife recuerda que, si bien el concejal de Medio Ambiente, Carlos Correa, confirmó el pasado 13 de octubre ante la Comisión de Control la decisión del grupo de gobierno de CC-PP de impulsar la red de huertos urbanos en todo el municipio a través de convenios con ONG, la realidad es que tanto CC como PP rechazaron en el pleno sobre el estado del municipio el pasado 2 de diciembre la propuesta ecosocialista para crear esta misma red.


Otro hecho que revela claramente que el equipo dirigido por el alcalde José Manuel Bermúdez no contempla la red de huertos urbanos ecológicos como una línea de actuación es el presupuesto para 2017, en el que Frías destaca que “solamente se prevén dos partidas que suman 3.000 euros para el huerto urbano de El Toscal, que fue creado en 2015”.

A juicio de Sí se puede, tanto CC como PP evidencian un “total desinterés” por el impulso a los huertos urbanos en la capital tinerfeña, algo que se aprecia en que “los concejales se pasan la pelota para ocultar la evidencia de su falta de voluntad política por ejecutar este programa de desarrollo comunitario”, señala Frías.

La falta de interés provoca no solo el freno a la puesta en marcha de la red, que afecta a su implantación en todos los distritos, sino que además, “la gestión del programa va cada vez va a peor”, como ocurre en El Sobradillo, donde el ayuntamiento se ha desentendido de su responsabilidad[v1] .

Ante este abandono por parte del grupo de gobierno municipal, Sí se puede recibe constantemente quejas de hortelanas, de exhortelanas y de gente que quiere cultivar huertos en distintos barrios y “experimentan que cada vez es una labor más complicada, a pesar del compromiso formal del alcalde Bermúdez con esta iniciativa, que, ya a estas alturas, más que un compromiso es una falsa promesa”, subraya la concejala.

Desde que Sí se puede lanzó hace años la propuesta de crear la red de huertos urbanos ecológicos, ha explicado en distintas ocasiones que el objetivo de esta actuación es múltiple. Se trata de facilitar una producción propia de ciertos recursos alimenticios básicos con garantías de calidad ambiental y nutritiva, en primer lugar. En un periodo en el que la crisis económica y social está consolidada en los hogares de la capital tinerfeña y no se vislumbra cuándo va a desaparecer, la obtención de estos alimentos no es desdeñable, al tiempo que el desarrollo del programa aporta alcances considerables en la organización social y en la puesta marcha de acciones que dan sentido a la vida de las personas participantes y a su papel en la comunidad.

La moción de Sí se puede sobre huertos urbanos aprobada por el pleno en enero de 2012 contempla que estos se destinen al autoconsumo, con prioridad para personas desempleadas y jubiladas, además de tener un fin terapéutico, preventivo y de ocio. Asimismo, la propuesta ecosocialista incluye la elaboración de un catálogo de espacios públicos que puedan servir para este uso, igualmente paralizado. La fórmula de los huertos urbanos ha demostrado su eficacia en grandes ciudades, como Nueva York o Berlín. Canarias cuenta con experiencia para que sean un éxito, al ser pionera en agricultura ecológica y en los planes de huertos escolares.