viernes, 30 de diciembre de 2016

Frías denuncia que el supuesto ahorro por despidos en la Sociedad de Desarrollo se destina a privatizaciones en 2017



Sí se puede destaca que la cantidad restada en la plantilla se emplea en contrataciones externas
La concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife Asun Frías denuncia que “el supuesto ahorro por despidos en la Sociedad de Desarrollo revierte en el presupuesto de 2017 en nuevas privatizaciones”. Por este motivo, el grupo municipal ecosocialista en la corporación de la capital tinerfeña pedirá explicaciones al concejal de Promoción Económica, Empleo, Turismo y Comercio, Juan Alfonso Cabello.


Al revisar el presupuesto del ayuntamiento para 2017, “nos llama poderosamente la atención que la cifra correspondiente al ahorro por los despidos ejecutados en 2016 en la Sociedad de desarrollo es casi idéntica al incremento de fondos destinados a pagar trabajos realizados por empresas y profesionales independientes”, detalla Frías.

Las cantidades a las que se refiere la concejala se desglosan en los 167.811 euros que se restan en 2017 tras reducir la partida de personal de la Sociedad de Desarrollo, que pasó de 1.524.142 euros en 2016 a 1.356.331 euros en 2017 tras el despido de 6 trabajadores. Por otra parte, los fondos previstos para pagar otros trabajos realizados por empresas y profesionales han incrementado 166.679 euros en el presupuesto para el próximo año, al pasar de los 431.523 euros de 2016 a 524.082 euros en 2017.

"Por tanto –concluye la concejala– se ha reducido el gasto en personal para externa ligar servicios, no para ahorrar, tal como había vendido este gobierno de CC-PP”. Las cifras del presupuesto de 2017 muestran que “se mantienen la mala gestión y la nefasta política financiera ya señaladas en la Sociedad de Desarrollo y que los despidos eran la excusa para externalizar servicios, en una medida que reduce aún más el ámbito de lo público en el ayuntamiento mediante el incremento de las privatizaciones, extendiendo así las políticas neoliberales a las que son tan afines los integrantes del grupo de gobierno que dirige el alcalde Bermúdez”, subraya.


Sí se puede denunció en marzo pasado la injusticia de los despidos en la Sociedad de Desarrollo, medida que también calificó de ineficaz para lograr el objetivo de mejorar el estado general de la entidad. Para la organización ecosocialista, el Consejo de Administración y la dirección de la sociedad son los responsables de la mala gestión que llevó a una situación muy complicada en la que precisamente fue el personal el más comprometido en mantener a flote la empresa cada día.

A juicio de Sí se puede, lo que necesitaba la Sociedad de Desarrollo es un giro significativo en su modelo estratégico y de gestión de la Sociedad de Desarrollo. En el momento de los despidos, la concejala ecosocialista apuntaba ya que era urgente cambiar “la inadecuada política de financiación para la prestación de los servicios y actividades que se le han encomendado”; esta situación no hacía “ni justo ni acertado que sea el personal el que pague los platos rotos”, señaló entonces Frías. Esta opinión fue compartida por el propio interventor municipal, quien, en un informe sobre la entidad, detalló graves deficiencias en la gestión de las que no son responsables los trabajadores y trabajadoras, sino la dirección.