miércoles, 5 de octubre de 2016

Sí se puede denuncia el “total desinterés” de CC y PP por los huertos urbanos de Santa Cruz

Asun Frías: “Los concejales del grupo de gobierno se pasan la pelota para ocultar la evidencia de su falta de voluntad política por este programa de desarrollo comunitario”
El Ayuntamiento se ha desentendido de la gestión del huerto urbano de El Sobradillo
Sí se puede denuncia el “total desinterés” de los partidos que forman el grupo de gobierno en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Coalición Canaria (CC) y Partido Popular (PP), cuyos concejales “se pasan la pelota para ocultar la evidencia de su falta de voluntad política por ejecutar este programa de desarrollo comunitario”, que fue aprobado por el pleno de la corporación en enero de 2012 a propuesta de la organización ecosocialista. “El alcalde prometió mucho entonces y ha ido incumpliendo una a una sus promesas, es más, la gestión del programa va cada vez va a peor”, asegura Frías.


La concejala ha pedido una nueva comparecencia del grupo de gobierno ante la Comisión de Control municipal, que se celebra el próximo jueves, 13 de octubre. Sí se puede cita al concejal de Medio Ambiente, Carlos Correa, y otros miembros de la Junta de Gobierno que se estime oportuno, para que informen sobre la implantación de la red de huertos urbanos municipales en todos los distritos y, en particular, sobre la situación de abandono en la que se encuentra el huerto urbano de El Sobradillo y el hecho de que el ayuntamiento se haya desentendido de su gestión.

El hincapié que hace Frías sobre la situación en El Sobradillo se basa en “las quejas que seguimos recibiendo de hortelanas y exhortelanas del huerto urbano de El Sobradillo y de gente que quiere cultivar huertos en otros barrios y lo ven como una tarea cada vez más complicada, a pesar del compromiso formal del alcalde”.

En El Sobradillo, el huerto se encuentra en un estado de total abandono, solo dos parcelas continúan cultivándose, los usuarios no obtienen información ni apoyo del ayuntamiento y la gestión se ha quedado en el limbo. Los concejales responsables de los distritos congelan el proceso y no dan respuesta a las iniciativas ciudadanas.
Precisamente, en este huerto urbano del Distrito Suroeste, los hortelanos pretendían constituirse en asociación, autogestionar el huerto y emplearlo para dinamizar y concienciar a los vecinos en la filosofía "ECO", con talleres para la creación de huertos en maceta, techos verdes, reciclaje e incluso colaborar a adecentar los rincones del barrio que se encuentran abandonados y pueden mejorarse con la creación de jardines o de otros huertos colectivos. El proyecto quedó detenido tras la presentación de la iniciativa en el distrito, en el que se citó a las personas promotoras para una siguiente reunión con la concejala, Gladys de León, que aún no se ha celebrado.

Como ha explicado Sí se puede en distintas ocasiones, el objetivo de los huertos urbanos ecológicos es múltiple. Inicialmente, se trata de facilitar una producción propia de ciertos recursos alimenticios básicos con garantías de calidad ambiental y, por tanto, nutritiva. La obtención de estos alimentos, cuando la crisis continúa instalada en los hogares de la capital tinerfeña, no es desdeñable, al tiempo que el desarrollo del programa aporta alcances considerables en la organización social y en la consecución de acciones que dan sentido a la vida de las personas participantes y a su papel en la comunidad.

La moción de Sí se puede sobre huertos urbanos aprobada por el pleno en enero de 2012 contempla que estos se destinen al autoconsumo, con prioridad para personas desempleadas y jubiladas, además de tener un fin terapéutico, preventivo y de ocio. Asimismo, la propuesta de la organización ecosocialista incluye la elaboración de un catálogo de espacios públicos que puedan servir para este uso, igualmente paralizado. La fórmula de los huertos urbanos ha demostrado su eficacia en grandes ciudades, como Nueva York o Berlín. Canarias cuenta con experiencia para que sean un éxito, al ser pionera en agricultura ecológica y en los planes de huertos escolares.