viernes, 23 de septiembre de 2016

Sí se puede propondrá la municipalización del servicio de Ayuda a Domicilio en el pleno de Santa Cruz



Asun Frías defenderá una moción para que el Ayuntamiento gestione esta prestación esencial a través del IMAS
La organización ecosocialista exige el respeto a los puestos de trabajo actuales y a los derechos laborales
Sí se puede lleva al próximo pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife una moción para que la corporación gestione directamente el servicio de Ayuda a Domicilio a través del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS). La moción contempla un estudio de la viabilidad jurídica de la propuesta, según defenderá la concejala ecosocialista Asun Frías en la sesión plenaria del próximo viernes 30 de septiembre.


Además, Frías propondrá que en ese proceso se garanticen los puestos de trabajo del personal que actualmente se hace cargo del servicio. En el caso de que se saque a licitación la gestión indirecta mediante concesión del servicio municipal, Sí se puede plantea que se incluya una cláusula de subrogación del personal en los pliegos de cláusulas administrativas particulares y prescripciones técnicas. Asimismo, la empresa adjudicataria estará obligada a cumplir con el Estatuto de los Trabajadores y el convenio colectivo del sector.

A juicio de Sí se puede, “los servicios sociales no deben ser objeto de negocio”, especialmente en el caso de los servicios generales o comunitarios, de ahí la propuesta de la moción para que la prestación sea gestionada directamente por la administración pública. Esto habría tenerlo en cuenta en estos momentos, cuando finaliza de la prórroga del contrato con la actual adjudicataria del servicio. El grupo municipal ecosocialista es consciente de las dificultades que entraña su propuesta, por lo que plantea un estudio de viabilidad jurídica del asunto.

Paralelamente, Sí se puede expresa su preocupación por la situación del personal que presta el servicio actualmente. En primer lugar, las trabajadoras han trasladado quejas a su grupo de concejales por desajustes salariales y empeoramiento de sus condiciones laborales y no se han mostrado satisfechas por las respuestas del concejal presidente del IMAS, Óscar García González, a instancias de Frías, en la Comisión de Control en diciembre de 2015 y junio de 2016, a partir de la que no se han constatado mejoras al respecto.

Por último, la moción que defenderá la concejala apunta la preocupación del personal por la inseguridad que causa la nueva licitación de la gestión del servicio porque nadie les ha asegurado que vaya a garantizarse su continuidad en los puestos de trabajo, aunque la mayoría de las trabajadoras tienen acumulados muchísimos años de trabajo en la atención domiciliaria en nuestro municipio. Por este motivo, la iniciativa ecosocialista incorpora un punto para que garantizar la subrogación del personal y que se contemple explícitamente en los pliegos, en caso de mantenerse la gestión indirecta de este servicio municipal.

Para la organización ecosocialista, el de Ayuda a Domicilio es uno de los más importantes servicios municipales, debido a la importancia cualitativa de la atención que se presta, así como a su dimensión cuantitativa, ya que actualmente se estima que  atiende a alrededor de 1.200 personas, según los últimos datos de los que dispone la organización.

En cuanto a su función, se trata de asuntos tan sensibles como la atención de carácter doméstico social de apoyo psicológico y rehabilitador, a personas y familias que se hallen en situaciones de especial necesidad, con el fin de facilitar su permanencia y autonomía en el medio habitual de convivencia, y para evitar situaciones de desarraigo y desintegración social. La ley establece criterios específicos y exigentes que enmarcan la prestación de estos servicios, según el Decreto 5/1999, de 21 de enero, que regula el servicio.