lunes, 11 de julio de 2016

Sí se puede preguntará a Carlos Correa en la Comisión de Control por el uso indiscriminado de glifosato por la Autoridad Portuaria en la Avenida de Anaga



Eligio Hernández Bolaños llama la atención sobre el empleo de un material altamente dañino para la salud en un espacio muy transitado


Sí se puede ha presentado una pregunta dirigida al concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Carlos Correa Correa, para que explique ante la Comisión de Control del próximo jueves 14 de julio si el grupo de gobierno municipal tiene conocimiento de que la Autoridad Portuaria usa glifosato en sus jardines ubicados en la Avenida de Anaga, y para que detalle “qué medidas piensa adoptar para acabar con esta práctica y salvaguardar la salud pública en este espacio del municipio”, según señala el concejal de la organización ecosocialista Eligio Hernández Bolaños en el documento de la consulta.

Para Sí se puede es un motivo de preocupación “que se esté aplicando este producto en un espacio tan transitado como el de la Avenida de Anaga, donde, además, la práctica deportiva está cada vez más extendida y existen espacios biosaludables que albergan aparatos para realizar ejercicio al aire libre que, paradójicamente, pueden estar convirtiéndose en todo lo contrario”, subraya Hernández.

El concejal señala que el grupo municipal ecosocialista ha recibido de vecinos y vecinas del municipio distintas denuncias sobre el empleo indiscriminado de glifosato en los alcorques y jardines de la Autoridad Portuaria en la avenida situados entre esta y la vía de servicio del Muelle de Ribera.

Hernández Bolaños llama la atención sobre el riesgo que supone el uso del glifosato para la salud de las personas y de los operarios que lo aplican, al tiempo que destaca que es una información conocida que este producto químico producido por la multinacional Monsanto y empleado para eliminar las "malas hierbas" y controlar la maleza en entornos urbanos “causa relevantes impactos en la salud humana y la biodiversidad”, además de haberse comprobado que “contamina, daña el suelo y los cultivos, los cauces de aguas pluviales, y es tóxico para la avifauna y los animales domésticos”.

Hernández recuerda al concejal de Medio Ambiente del grupo de gobierno de CC-PP que el 20 de marzo de 2015 la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), situó este herbicida como producto "probablemente cancerígeno para humanos" y lo introdujo en la lista de los productos y acciones de riesgo en la categoría 2A, la segunda más peligrosa.