lunes, 20 de junio de 2016

Sí se puede toma la denuncia de CC como una expresión de su desesperación ante el 26J




La posible pérdida de la representación de la derecha insularista en el Congreso de los Diputados revela un estado de histeria en sus cuarteles generales


Sí se puede toma la denuncia de Coalición Canaria (CC) contra su organización ante la Junta Electoral como una expresión de su desesperación por los previsibles resultados de las elecciones generales del 26J, en el que se palpa la pérdida del único escaño que le quedaba en el Congreso de los Diputados.

La reacción desmesurada de CC ante la fotografía que se sacaron dos de los concejales de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife –su  portavoz Pedro Fernández Arcila y Asun Frías–, junto al concejal de IUC, Ramón Trujillo, al concluir una rueda de prensa convocada para hacer balance de un año de oposición conjunta y coordinada en el consistorio capitalino "es una constatación del momento de histeria en el que se encuentra CC ante el riesgo de perder la falsa coartada por la que se atribuyen ser la voz canaria en Madrid”, dijo este lunes el concejal ecosocialista en Santa Cruz Eligio Hernández Bolaños.

El hecho denunciado en sí es irrelevante, a juicio de Sí se puede, ya que ruedas de prensa similares han sido celebradas a lo largo de la semana pasada, convocadas por el grupo municipal del PSOE en Santa Cruz, y por el propio grupo de gobierno, encabezada por el alcalde de Tenerife, José Manuel Bermúdez, en funciones de portavoz, al tiempo que es candidato de CC.

En el acto informativo, los tres concejales intervinieron en su calidad de miembros del pleno municipal y juzgaron la política de Bermúdez como alcalde. Sin embargo, “desde que empezó la campaña electoral, Bermúdez le está dando prioridad al paripé de su carrera hacia el Congreso, en lugar de dedicarse al ayuntamiento. Por eso será que se dio por aludido como candidato aunque nos refiriésemos a él como alcalde", apuntó Hernández Bolaños.

CC denuncia una foto sacada al final de una rueda de prensa cuando todo Tenerife es testigo de su habitual uso fraudulento de recursos públicos en campaña electoral, además de las ilegalidades y trucos con los que reciben apoyos privados antes de las elecciones, tales como la instalación de vallas publicitarias en espacios prohibidos y la celebración de una fiesta-trampa en La Orotava, con la colaboración de las patronales agraria y platanera, en la que los invitados a un homenaje a los agricultores se encontraron con un mitin de CC.

Basta recordar también el empleo recursos públicos del Cabildo de Tenerife y otros ayuntamientos, como el de La Laguna y el del propio Santa Cruz, que “en la primera semana de campaña, utilizó la agenda del área municipal de Fiestas para convocar a los grupos del carnaval a un encuentro de tintes electoralistas, según supo Sí se puede por testimonios directos”, precisa el concejal.

Sí se puede atribuye la saña que revela el propio hecho de la denuncia y las declaraciones realizadas a los medios dirigidas en exclusiva contra su concejal Pedro Fernández Arcila –en las que olvidan del resto de personas retratadas en la fotografía denunciada–, como una constatación del resentimiento contra el portavoz ecosocialista en Santa Cruz.

“En CC están obsesionados con nuestro portavoz, hasta el extremo de denunciar ante la Junta Electoral a una organización que no está incluida formalmente en la coalición que se presenta el próximo 26J a las elecciones generales, mientras que evitan denunciar al concejal de una de las organizaciones creadoras de Unidos Podemos”, aclara Hernández. Igualmente, “no citan en su denuncia a la otra concejala de Sí se puede Asun Frías, que fue la que intervino durante más tiempo en la rueda de prensa”, una acción que solo puede ser producto del machismo que considera a las mujeres un mero adorno de la actividad política.

Formas de la desesperación
Sí se puede apunta también a afirmaciones que solo pueden calificarse de “extravagantes y otro producto de la desesperación” cuando CC califica a la organización ecosocialista de “partido independentista”, mientras que a Podemos lo incluye en la categoría de los “centralistas”, en la búsqueda de un enfrentamiento entre los seguidores, simpatizantes y la base social y electoral de ambas fuerzas “que no va a ocurrir”, asegura Hernández.

"Sí se puede está a favor del derecho a decidir de las personas y de los pueblos y en eso coincide con Podemos, como en otras cosas –aclara el concejal–, lo que es llamativo es que la defensa de este derecho resulte incomprensible a una organización que se dice nacionalista. Esta contradicción revela, por si hacían falta más datos, que CC solo defiende los intereses de una parte de la oligarquía insular y no los del pueblo canario”.

“Es más, como tantas veces ha afirmado Arcila y repetimos el pasado viernes en la rueda de prensa, lo que nos ha quedado claro en estos cinco años en Santa Cruz es que Coalición Canaria no es nacionalista sino multinacionalista, porque pone los intereses de las multinacionales por encima de los del pueblo santacrucero, como ha quedado más que demostrado con casos como los de Sacyr-Vallehermoso, Cetensa, Eulen o Urbaser, por poner algunos ejemplos”.