jueves, 23 de junio de 2016

Sí se puede preguntará en el pleno por el procedimiento de selección de personal para el Plan de Empleo Social



En abril fue rechazada la moción de Asun Frías para establecer unas instrucciones transparentes y pedir la colaboración de la Sociedad de Desarrollo en el proceso ante el desborde de las UTS


Sí se puede preguntará en el pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife por los criterios y mecanismos de selección de personal para el Programa Extraordinario de Empleo Social 2016-2017, que pasado medio año, se mantiene paralizado y no ha dado comienzo.

La concejala de la organización ecosocialista en la corporación Asun Frías destacará en la consulta en la sesión plenaria de la corporación la próxima semana que el grupo de gobierno formado por CC y PP rechazó en el pleno de abril una moción de Sí se puede para organizar mejor la labor, al descargar de trabajo a las ya saturadas Unidades de Trabajo Social (UTS) municipales con la colaboración de la Sociedad de Desarrollo, y para fijar criterios transparentes que garanticen la imparcialidad al tomar la decisión sobre las contrataciones.

La concejala de Sí se puede llama la atención en su pregunta sobre la actitud de CC y PP en aquel pleno, en el que rechazó la iniciativa ecosocialista basándose en la supuesta existencia de instrucciones claras, concretas y transparentes respecto a la selección de las personas que serán beneficiadas por el programa de empleo, e inquiere al grupo de gobierno para que detalle cuáles son esas orientaciones.

En la moción citada, la organización ecosocialista indicaba que existen entre la población de Santa Cruz de Tenerife potencialmente beneficiaria de este plan de empleo ciertas desconfianzas por el proceso que se sigue, cercano en algunos casos, según Frías, a la “dedocracia”.

A pesar de que se parte de criterios de preselección fijados por el Servicio Canario de Empleo, Santa Cruz, al contrario que otros municipios, no ha establecido en los últimos años un procedimiento de selección concreto y transparente, lo que ha traído consigo una serie de irregularidades, según han manifestado a Sí se puede algunas familias. La ciudadanía no entiende los motivos que llevan a la selección de unas personas y al rechazo de otras y apunta a agravios comparativos evidentes y la mencionada percepción de amiguismo o dedocracia. Además, Sí se puede ha podido detectar que en las UTS hay desorientación por no existir las instrucciones que el gobierno municipal dice haber dado.

La existencia de unos criterios fijos y justos, y de una transparencia que permita que sean conocidos por la ciudadanía es esencial en un momento de crisis en el que hay más demanda que oferta de empleo, tanto público como privado, y especialmente en la situación de volatilidad política que vive nuestro país, sumergido desde hace más de un año en distintas convocatorias electorales, lo que a su vez obliga a las instituciones públicas a ser y demostrar que son ecuánimes, equilibradas, justas y democráticas en la ejecución de los planes de empleo, para evitar la existencia de votos cautivos asociados a las contrataciones públicas, “porque con la dignidad de las personas, con el empleo y con la libertad de opción política no se juega en una democracia”, ha añadido Frías.

Desborde en las UTS
Igualmente, Frías insiste en que el gobierno municipal se exprese sobre su intención de que sean las UTS de los Servicios Sociales Comunitarios las encargadas de la gestión de la preselección de las personas que serán, ya que, como ha recalcado en distintas ocasiones, estas “están desbordadas de trabajo”.

Al respecto, la moción defendida por la concejala en el pleno de abril recordaba que “hay trabajadoras sociales que cuestionan, entendemos que con razón, que deban añadir a su sobrecargada agenda laboral tareas que son más propias de la agencia de colocación de la Sociedad de Desarrollo”. Por este motivo, y aunque Sí se puede considera esencial la colaboración de los servicios sociales a la hora de aportar informaciones que puedan completar el expediente de cada persona, la concejala añadía en su moción la propuesta de estudiar la posibilidad de que fuera la Agencia de Colocación de la Sociedad de Desarrollo, con la colaboración de las UTS, quien se responsabilizase de la preselección de dicho personal, cuestión que volverá a plantear el 1 de julio.