lunes, 6 de junio de 2016

Sí se puede insiste en la creación de huertos urbanos en La Salud ante la Comisión de Control



* El colectivo vecinal impulsa un proyecto desde 2013, detenido hace un año a pesar de contar con todos los permisos
* Asun Frías recalca la “falta de voluntad política del grupo de gobierno” con este programa de desarrollo comunitario

Sí se puede acude este jueves a la Comisión de Control del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, entre otros asuntos, con una pregunta de su concejala Asun Frías sobre la fecha en la que está prevista la creación de huertos urbanos ecológicos en el barrio de La Salud. La consulta incluye también la cuestión sobre la fecha en que está previsto habilitar aparcamientos en el barrio, ya que, tras tres años de acciones vecinales en torno a la iniciativa, se acordó emplear para ambos usos –huerto y aparcamiento– el solar identificado inicialmente por la comunidad para el proyecto hortofrutícola.

El relato de los antecedentes que sitúan la pregunta de Frías revela el calvario por el que han tenido que pasar vecinos y vecinas de La Salud para conseguir la puesta en marcha de un huerto urbano ecológico en la zona, que solo está pendiente de una inversión por parte del ayuntamiento para el acondicionamiento del espacio y de la emisión de los correspondientes permisos para su uso.

El objetivo de los huertos urbanos ecológicos es múltiple; inicialmente, se trata de facilitar una producción propia de ciertos recursos alimenticios básicos con garantías de calidad ambiental y, por tanto, nutritiva. La obtención de estos alimentos, cuando la crisis continúa instalada en los hogares de la capital tinerfeña, no es desdeñable, al tiempo que el desarrollo del programa aporta alcances considerables en la organización social y en la consecución de acciones que dan sentido a la vida de las personas participantes y a su papel en la comunidad.

El desinterés por estos efectos positivos de los huertos y la falta de compromiso con las personas afectadas por la crisis explican que “no existe voluntad política en el Ayuntamiento de Santa Cruz para poner en marcha los huertos urbanos ecológicos, como se traduce en la falta de presupuesto municipal con este fin y en las trabas burocráticas que se imponen a vecinos y vecinas cuando quieren promoverlos, como es el caso del de La Salud”, denuncia Asun Frías.

La iniciativa del huerto de La Salud nació en septiembre de 2013, cuando varias decenas de personas del barrio pidieron un solar público con ese fin. La falta de respuesta provocó la creación de un grupo vecinal promotor casi un año después, en agosto de 2014. El grupo identificó un solar de 6 000 metros cuadrados que finalmente logró las autorizaciones de otras administraciones y el compromiso del Gobierno municipal. Un año y medio después, Bermúdez y su equipo no han cumplido con la palabra dada al barrio.

Ante la demanda de aparcamientos, en febrero de 2015 se decidió en asamblea vecinal repartir el terreno para resolver ambas necesidades. Más de un año después de que el ayuntamiento aceptara la solución, no hay señales de que el gobierno municipal se decida a aportar lo que le corresponde para el inicio del programa.

La moción de Sí se puede sobre huertos urbanos aprobada por el pleno en enero de 2012 contempla que estos se destinen al autoconsumo, con prioridad para personas desempleadas y jubiladas, además de tener un fin terapéutico, preventivo y de ocio. Asimismo, la propuesta de la organización ecosocialista incluye la elaboración de un catálogo de espacios públicos que puedan servir para este uso, igualmente paralizado. La fórmula de los huertos urbanos ha demostrado su eficacia en grandes ciudades, como Nueva York. Canarias cuenta con experiencia para que sean un éxito, al ser pionera en agricultura ecológica y en los planes de huertos escolares.


Sí se puede insiste en la creación de huertos urbanos en La Salud ante la Comisión de Control
* El colectivo vecinal impulsa un proyecto desde 2013, detenido hace un año a pesar de contar con todos los permisos
* Asun Frías recalca la “falta de voluntad política del grupo de gobierno” con este programa de desarrollo comunitario
Sí se puede acude este jueves a la Comisión de Control del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, entre otros asuntos, con una pregunta de su concejala Asun Frías sobre la fecha en la que está prevista la creación de huertos urbanos ecológicos en el barrio de La Salud. La consulta incluye también la cuestión sobre la fecha en que está previsto habilitar aparcamientos en el barrio, ya que, tras tres años de acciones vecinales en torno a la iniciativa, se acordó emplear para ambos usos –huerto y aparcamiento– el solar identificado inicialmente por la comunidad para el proyecto hortofrutícola.

El relato de los antecedentes que sitúan la pregunta de Frías revela el calvario por el que han tenido que pasar vecinos y vecinas de La Salud para conseguir la puesta en marcha de un huerto urbano ecológico en la zona, que solo está pendiente de una inversión por parte del ayuntamiento para el acondicionamiento del espacio y de la emisión de los correspondientes permisos para su uso.

El objetivo de los huertos urbanos ecológicos es múltiple; inicialmente, se trata de facilitar una producción propia de ciertos recursos alimenticios básicos con garantías de calidad ambiental y, por tanto, nutritiva. La obtención de estos alimentos, cuando la crisis continúa instalada en los hogares de la capital tinerfeña, no es desdeñable, al tiempo que el desarrollo del programa aporta alcances considerables en la organización social y en la consecución de acciones que dan sentido a la vida de las personas participantes y a su papel en la comunidad.

El desinterés por estos efectos positivos de los huertos y la falta de compromiso con las personas afectadas por la crisis explican que “no existe voluntad política en el Ayuntamiento de Santa Cruz para poner en marcha los huertos urbanos ecológicos, como se traduce en la falta de presupuesto municipal con este fin y en las trabas burocráticas que se imponen a vecinos y vecinas cuando quieren promoverlos, como es el caso del de La Salud”, denuncia Asun Frías.

La iniciativa del huerto de La Salud nació en septiembre de 2013, cuando varias decenas de personas del barrio pidieron un solar público con ese fin. La falta de respuesta provocó la creación de un grupo vecinal promotor casi un año después, en agosto de 2014. El grupo identificó un solar de 6 000 metros cuadrados que finalmente logró las autorizaciones de otras administraciones y el compromiso del Gobierno municipal. Un año y medio después, Bermúdez y su equipo no han cumplido con la palabra dada al barrio.

Ante la demanda de aparcamientos, en febrero de 2015 se decidió en asamblea vecinal repartir el terreno para resolver ambas necesidades. Más de un año después de que el ayuntamiento aceptara la solución, no hay señales de que el gobierno municipal se decida a aportar lo que le corresponde para el inicio del programa.

La moción de Sí se puede sobre huertos urbanos aprobada por el pleno en enero de 2012 contempla que estos se destinen al autoconsumo, con prioridad para personas desempleadas y jubiladas, además de tener un fin terapéutico, preventivo y de ocio. Asimismo, la propuesta de la organización ecosocialista incluye la elaboración de un catálogo de espacios públicos que puedan servir para este uso, igualmente paralizado. La fórmula de los huertos urbanos ha demostrado su eficacia en grandes ciudades, como Nueva York. Canarias cuenta con experiencia para que sean un éxito, al ser pionera en agricultura ecológica y en los planes de huertos escolares.