viernes, 10 de junio de 2016

Sí se puede exige el mantenimiento del servicio de transporte adaptado que facilita la accesibilidad a Las Teresitas



Yaiza Afonso denuncia la intención del Ayuntamiento de cancelar el servicio hoy, justo cuando se hace más necesario

Sí se puede exige el mantenimiento del servicio de transporte adaptado que facilita el acceso al baño en la Playa de las Teresitas a personas con discapacidad. La concejala de la organización ecosocialista en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife Yaiza Afonso denuncia que la corporación no tiene prevista su renovación y que está previsto el cierre del servicio este viernes, 10 de junio. 


La organización ecosocialista ha registrado este mismo viernes una pregunta dirigida al pleno de la corporación, en la que la concejala inquiere al grupo de gobierno por las razones que motivan la retirada del servicio de transporte a la playa y por las alternativas que se deben haber previsto para solventar esta carencia.

“La medida no solo es discriminatoria, injusta y arbitraria, sino que además resulta paradójica cuando el alcalde Bermúdez está empeñado en plena campaña electoral en una promoción del disfrute de la playa por parte de la ciudadanía de Santa Cruz, que se cae por su propio peso ante este tipo de actuaciones, que son inaceptables”, asegura Afonso.

El servicio que se pretende cancelar está subvencionado por el Ayuntamiento de Santa Cruz y gestionado por Cruz Roja desde hace nueve años. Según ha podido saber Sí se puede a través de distintas asociaciones y colectivos implicados en la mejora de la vida de las personas con discapacidad, el Ayuntamiento cancela la prestación de este servicio “justo cuando se hace más necesario, por el comienzo de la temporada de verano”, destaca la concejala.

Afonso señala que “la iniciativa de facilitar el acceso a la playa es crucial para las personas usuarias de este servicio, porque forma parte del llamado ocio terapéutico”. Además, la portavoz destaca que acceder a la playa es “una actividad esencial, que da una oportunidad de disfrute y respiro personal y familiar y es un derecho que garantiza la igualdad consagrada en nuestro sistema jurídico”.

Ir a la playa en guaguas de TITSA, significa un trastorno para las personas usuarias del servicio que pretende cancelarse: “las personas que disponen de una silla de ruedas manual tienen que hacer un esfuerzo físico considerable para viajar en TITSA –apunta Afonso–; además, los tiempos de espera por la guagua se multiplican porque no siempre funcionan las rampas de acceso y porque en estas guagua solo caben como máximo dos sillas de rueda, mientras que en las guaguas adaptadas caben cinco”. 

Por otra parte, la parada se encuentra al comienzo de la playa, mientras que el servicio de apoyo se localiza al final de Las Teresitas, lo que convierte atravesar la playa en silla de ruedas en un esfuerzo físico considerable y un trayecto con riesgo. El desmantelamiento del servicio que presta Cruz Roja conlleva otra dificultad: se hace necesario contar con apoyo de otras personas para llegar hasta esta parada al salir de sus casas.

“Estos aspectos demuestran la necesidad de mantener el servicio –concluye la concejala– a no ser que el Ayuntamiento de Santa Cruz pretenda condenar a las personas afectadas al encierro en sus casas en pleno verano por no poder hacer frente a este catálogo de dificultades”,

Por este motivo, Sí se puede, a través de su concejala en el Ayuntamiento de Santa Cruz, reitera su compromiso con las personas afectadas por este nuevo recorte aplicado por el gobierno municipal de CC-PP y anuncia su empeño en “recuperar el servicio cuanto antes”.