viernes, 3 de junio de 2016

Arcila reclama a Coalición Canaria que pida perdón por el daño que ha hecho a Santa Cruz



El portavoz de Sí se puede responde a Dámaso Arteaga recordándole que los desfalcos de CC al erario público superan los 400 millones de euros.

El pasado 1 de junio, Dámaso Arteaga pedía a Arcila que se disculpara pues el juzgado no había incluido al concejal entre las personas que han de sentarse en el banquillo por el “affaire” de la Casa Siliuto


En respuesta a las declaraciones de Dámaso Arteaga, actual concejal de Servicios Públicos del Ayuntamiento, realizadas del pasado miércoles día 1, en las cuales solicitaba que se limpiara su nombre y se le pidiera perdón tras el fallo del juez, Arcila responde poniendo negro sobre blanco al citar los desfalcos procedentes de la mala gestión de CC. En este sentido, el portavoz de Sí se puede en el Ayuntamiento capitalino destaca los casos de Las Teresitas, EMMASA, Casa Siliuto, Cementerios y Parkings Públicos, los cuales superan los 400 millones de euros.

Arcila recuerda también, que si bien, Dámaso Arteaga no tendrá que sentarse en el banquillo, el procedimiento continúa abierto  contra los exconcejales de Coalición Canaria, Norberto Plasencia y Manuel Parejo. A ambos se les acusa de ocasionar un perjuicio para las arcas municipales por valor de 279.000 euros, al haberse incrementado por dicha cantidad el precio del inmueble conocido como Casa Siliuto.

Sí se puede quiere aclarar además, que fue el propio Ayuntamiento de Santa Cruz, quien señaló en su escrito de calificación a Dámaso Arteaga como presunto responsable, entre otros, de esta irregularidad que ahora ha llegado al final de la primera fase de investigación, concluyendo en la necesidad de que se celebre juicio a la vista de las pruebas que se han practicado.

Arcila reitera, acerca de la petición de perdón por parte de Dámaso Arteaga que, más allá de cuestiones jurídicas, Coalición Canaria es directamente responsable de todos los abusos que ha sufrido la ciudad de Santa Cruz. El concejal y portavoz de Sí se puede fija dichos abusos en una cifra de, como mínimo, 400 millones de euros, “es decir, equivalente prácticamente a dos presupuestos municipales anuales, según sentencia el propio Arcila.

Sí se puede quiere resaltar que los casos que ha denunciado públicamente en los últimos cinco años, como EMMASA o Las Teresitas, representan de manera explícita, un modo de entender la política, donde se ha gestionado para beneficiar a las multinacionales y a empresarios especuladores, a costa de las arcas municipales.