jueves, 5 de mayo de 2016

Sí se puede pregunta por el estado del informe sobre las concesiones de los aparcamientos públicos



Arcila llevará a la Comisión de Control estas irregularidades, que deben ser analizadas después de que el Pleno aprobara una moción del edil
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, ha pedido la comparecencia del director general de Bienestar Comunitario y Servicios Públicos en la Comisión de Control de este mes para que dé cuenta del grado de cumplimiento del informe encargado por el Pleno en febrero sobre las múltiples irregularidades detectadas en las concesiones de los aparcamientos públicos municipales.


El Pleno acordó encargar este informe a petición de Arcila, que llevó a la sesión de febrero una moción en la que ofrecía una amplia relación de irregularidades por parte de las empresas que explotan los aparcamientos que son de titularidad municipal. Estas van desde el impago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) hasta transmisiones ilegales de concesiones, sin la preceptiva autorización del Ayuntamiento, pasando por el caso del intercambiador de transportes, del que Santa Cruz no recibe ni un euro.

Asumiendo la gravedad que Arcila atribuía a este panorama de incumplimientos, el Pleno decidió encargar al director general la elaboración de un informe sobre los aparcamientos públicos en el que se incluyeran datos sobre el cumplimiento de los pliegos y contratos administrativos de todas y cada una de las concesiones de los aparcamientos públicos municipales. Ahora, el portavoz ecosocialista pide que se informe en la Comisión de Control sobre su desarrollo.

De Tres de Mayo al intercambiador
Las irregularidades detectadas por Sí se puede van desde el caso del parking de Tres de Mayo –que, como ya denunció Arcila, es explotado por una empresa distinta a la concesionaria sin autorización municipal, lo cual es contrario al pliego de condiciones– hasta el impago del IBI –por valor de 230.000 euros– por parte de la empresa que gestiona el estacionamiento contiguo al estadio Rodríguez López, pasando por la escasa defensa del interés público a la hora de determinar los ingresos por canon y un deficiente control de las pólizas de responsabilidad civil suscritas por los concesionarios.

Otros casos que Arcila pide evaluar son los que se dan en algunos aparcamientos en los que los concesionarios han cedido a otras entidades, fundamentalmente supermercados, plazas de estacionamiento en exclusiva, sin autorización municipal, percibiendo ingresos no declarados, fuera de tarifa y vulnerando los pliegos y los contratos administrativos.

Pero sin duda el gran ejemplo del descontrol municipal está en el intercambiador, que pasa por tener el mayor parking público de Canarias. En el caso de este recinto, el Ayuntamiento ha cedido ante el Cabildo Insular de Tenerife y no participa en las ganancias que genera, entre ellas la explotación de su aparcamiento.