viernes, 13 de mayo de 2016

Hernández dice que Garcinuño “vende el humo de legalizar lo ilegalizable por la vía del planeamiento”



El edil de Sí se puede recuerda que los dos negocios instalados en el parque marítimo han sido cerrados por sentencia firme del TSJC
Eligio Hernández Bolaños, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, pidió hoy al responsable municipal de Urbanismo, Carlos Garcinuño, que “deje de vender el humo de que se puede legalizar lo ilegalizable por la vía del planeamiento”. Este argumento, esgrimido por Garcinuño en relación con dos negocios cerrados recientemente en el parque marítimo –una hamburguesería y un autolavado de coches–, “parece que les sirve para todo: lo mismo para una tienda de hamburguesas que para el mamotreto”, ironizó Hernández.


El concejal ecosocialista recordó hoy que ambos negocios han sido cerrados por sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), por lo que no cabe decir, como ha hecho el delegado de Urbanismo, que estos podrán reabrir cuando se apruebe el Plan Especial del Parque Marítimo. Lo único que hace Garcinuño, añadió Hernández, es “lanzar bulos sobre el planeamiento de la capital y empecinarse en querer legalizar lo declarado ilegal por la justicia”. Esta actitud “recuerda sospechosamente a la declarada intención de Garcinuño de legalizar el mamotreto mediante el Plan Especial de Las Teresitas”.

El futuro de las concesiones
De otro lado, el portavoz de Sí se puede añadió que del uso de restauración que queda señalado en el Plan Especial del parque podrá beneficiarse cualquier empresa del sector, por lo que Garcinuño no debería dar por sentado que la actividad volverá a estar en manos de la multinacional McDonald’s. “Pedimos transparencia en las futuras concesiones y que la obcecación mercantilista con la que el grupo de gobierno gestiona este espacio del municipio no provoque situaciones como estas en el futuro”, señaló Hernández.
Además, para poder ejecutar lo previsto por el plan en el sector del parque marítimo donde estaban los negocios ahora cerrados –una plaza y unos aparcamientos– es necesario que previamente se presente un proyecto de urbanización, que será el que materialice los parámetros urbanísticos recogidos en la ficha de ordenación correspondiente, por lo que la ubicación de un restaurante no está todavía definida.

En cuanto al autolavado de coches, el Plan Especial señala específicamente que esta actividad está prohibida sobre rasante, por lo que la empresa recientemente cerrada tras el fallo del alto tribunal canario sería ilegal también cuando finalmente se apruebe el planeamiento de la zona del parque marítimo. Este documento se ve afectado por el trazado del tren del sur y la vía litoral, por lo que los usos propuestos aún se pueden ver condicionados por la solución que finalmente se adopte para resolver este problema, que mantiene bloqueada su aprobación definitiva.