lunes, 11 de abril de 2016

Santa Cruz debe devolver 219.488 € de una subvención por una chapuza burocrática del Ayuntamiento



* Además, otros 138.602 se perdieron por un procedimiento similar
* Eligio Hernández preguntará en la Comisión de Control por las razones políticas que llevaron a esta situación en ambas ayudas
Eligio Hernández Bolaños, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, denunció hoy que la capital tinerfeña tendrá que devolver a la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias 219.488,39 euros de una subvención concedida en noviembre de 2012 para llevar a cabo diferentes obras de ahorro energético en alumbrados públicos en el municipio. Esta devolución se produce, según Hernández, como consecuencia de una “chapuza burocrática” achacable a una negligencia política.


A este caso se suma el de otra subvención de 177.561,16 euros concedida provisionalmente en abril del año pasado por la misma Consejería y ampliada un mes después a 316.163,89 euros. En esta ocasión, si bien el Ayuntamiento aceptó la primera propuesta, como es preceptivo, la ampliación la aceptó fuera de plazo, lo que llevó a la Consejería a entender que rechazaba la diferencia, razón por la cual Santa Cruz se ha quedado sin los 138.602,73 euros adicionales de la ampliación.

Ambos incidentes son calificados por Hernández de incomprensibles, pues han llevado a la Corporación –y por tanto a la ciudadanía– a perder una cantidad muy importante de dinero por no cumplimentar en los plazos debidos los trámites necesarios para la obtención de las ayudas a las que concurría. Ello es achacable, según el concejal ecosocialista, a negligencias por parte de los responsables políticos de la Corporación.

Cabe destacar que en el primero de los casos el Ayuntamiento apuró hasta tal punto los plazos que esperó hasta el 31 de enero del año 2013 –fecha límite para justificar ante la Consejería el gasto realizado con la ayuda– para hacer una comunicación previa con la Agencia Tributaria, lo que causó un retraso de ocho días en hacer efectiva la justificación, y eso que el plazo del 31 de enero era ya una ampliación de la fecha límite inicial. “Estamos ante un caso de improvisación que solo es imputable a la falta de diligencia de nuestros responsables políticos”, afirmó hoy Hernández.

Pregunta a la Comisión de Control
Ante esta situación, el edil de Sí se puede ha presentado una pregunta para que sea respondida en la Comisión de Control de esta semana por el concejal de Bienestar Comunitario y Servicios Públicos, Dámaso Arteaga. El representante ecosocialista quiere saber cómo es posible que se haya llegado al extremo de tener que reintegrar una subvención ya ejecutada y, por otro lado, de perder una subvención ya concedida.

Asimismo, Hernández quiere saber cuándo se interpuso el recurso contencioso administrativo propuesto en un decreto municipal de 29 de enero de 2016, relativo a la devolución de la subvención de 2012. Este recurso es consecuencia de la desestimación por parte de la Consejería, el pasado mes de diciembre, de un recurso de reposición previo interpuesto por el mismo motivo por parte del Ayuntamiento tras la decisión del Gobierno de Canarias de pedir la devolución del dinero concedido.