martes, 8 de marzo de 2016

Sí se puede pide revisar el sistema de pilonas de Méndez Núñez con Numancia, donde hubo 43 accidentes en 2015



Annabel Espinosa propone usar otro método, como una barrera levadiza
Annabel Espinosa, vocal de Sí se puede en el distrito Centro-Ifara de Santa Cruz de Tenerife, ha pedido hoy al Consistorio que revise el sistema de control de tráfico mediante pilonas escamoteables existente en el cruce entre las calles Numancia y Méndez Núñez, donde durante el año 2015 se produjeron 43 accidentes relacionados con estos elementos. Esta cantidad de siniestros es suficiente para que desde la Corporación se estudien medidas para la mejora del tráfico en el cruce, como podría ser la instalación de una barrera levadiza.


La cifra de 43 accidentes fue aportada a Sí se puede por la sección de Atestados de la Policía Local a raíz de una solicitud de información cursada por la organización ecosocialista. El dato corresponde al periodo comprendido entre el 1 de enero de 2015 y comienzos del presente año y, según el citado cuerpo, “la señalización y la óptica se ajusta a lo establecido en la norma que lo regula y las pilonas están en perfecto funcionamiento, por lo que no se han dado incidencias atribuidas al mal funcionamiento de las mismas y sí motivadas por la desatención en la conducción de los conductores”.

Sin embargo, la vocal de Sí se puede no coincide con este punto de vista y cree que “es una responsabilidad municipal poner los medios que eviten los accidentes, porque causan daños materiales y corporales, daños evitables si se utiliza otro método”. Espinosa añade que “parece obvio que el sistema de pilonas, que dice cumplir la normativa en cuanto a señalización y óptica de las señales, no es el óptimo”, por lo que reclama una revisión.

Según la vocal ecosocialista, el principal problema que presenta este cruce es la combinación de una señalización compleja –con varios paneles informativos y tres semáforos consecutivos– y la naturaleza escamoteable de las pilonas, lo que ha dado lugar a que algunos vehículos choquen contra estos elementos cuando se están elevando después de que haya pasado otro automóvil con autorización. Entre las alternativas que propone Sí se puede figura la sustitución de las pilonas por una barrera levadiza, como las que se emplean en los aparcamientos subterráneos.