martes, 29 de marzo de 2016

Eligio Hernández pregunta si se reubicaría a los técnicos de la piscina Acidalio Lorenzo afectados por un posible ERTE



En caso contrario, cree que no se debe pagar a la adjudicataria por los servicios que no preste mientras duren las obras de mejora del complejo
Foto: Diario de Avisos.
Eligio Hernández Bolaños, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, preguntará en el Pleno ordinario del próximo viernes si el Consistorio tiene previsto reubicar a los empleados de la empresa de mantenimiento de la piscina municipal Acidalio Lorenzo en caso de que se confirme un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) en esa sociedad. Este expediente coincidiría con el tiempo que duren las obras de remodelación del complejo.


La empresa Soluciones Técnicas Canarias, S. L. (Sotec), adjudicataria del servicio de mantenimiento integral de las instalaciones y elementos técnicos de la piscina por un periodo de dos años prorrogable otros dos, prevé, según le consta al grupo municipal de Sí se puede, llevar a cabo este ERTE durante aproximadamente cinco meses, que es el plazo estipulado en el proyecto “Adecuación al reglamento técnico sanitario piscina Acidalio Lorenzo Fase I”, cuya licitación fue anunciada el pasado mes de diciembre.

Según Hernández, este parón podría ser en realidad superior a los cinco meses previstos, como suele suceder con proyectos similares, por lo que el ERTE se extendería durante más de una cuarta parte del periodo de duración del contrato, por el que el Organismo Autónomo de Deportes (OAD) le abonará a Sotec 147.773,61 euros “mediante facturación mensual proporcional en relación con el presupuesto anual por los conceptos de aportación de recursos humanos”, según se señala en el pliego de condiciones.

A la vista de estos hechos, Hernández preguntará en el Pleno si el OAD tiene prevista en el contrato una eventualidad como la del ERTE, ya sea para reubicar a los empleados en otras instalaciones o para, en caso contrario, dejar de abonar las cantidades correspondientes a la aportación de recursos humanos, materiales y por cualquier otro concepto que integre el servicio durante el periodo en que este no se preste. En caso de que no esté prevista la reubicación, Sí se puede cree que la mejor alternativa que garantiza la defensa de los intereses municipales es dejar de abonar los conceptos citados.

La adjudicación de este servicio tuvo lugar el pasado 19 de enero, un mes después de que se anunciara la licitación de la obra que obligará a Sotec a dejar de prestarlo y seis meses después de su aprobación por parte de la Junta de Gobierno, el 17 de julio de 2015. El contrato entre ambas partes contempla un total de seis personas para la prestación del servicio de mantenimiento integral de las instalaciones y elementos técnicos de la piscina municipal.