jueves, 31 de marzo de 2016

Arcila propondrá al Pleno un proceso participativo para decidir los usos del edificio Ireneo González



El Ayuntamiento está obligado a mantener el fin educativo del inmueble
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, llevará al Pleno de mañana una moción en la que propone abrir un proceso de participación vecinal para determinar los usos educativos y sociales del edificio público Ireneo González y encargar al Servicio de Participación Ciudadana del Consistorio la activación de este proceso. Antes del debate de esta propuesta intervendrá, en el turno de participación ciudadana, Silvia Barrera, presidenta de la asociación de vecinos El Perenquén, para expresar su apoyo a esta iniciativa.

Arcila acusó hoy al grupo de gobierno encabezado por el alcalde José Manuel Bermúdez de actuar de manera autócrata al decidir unilateralmente los nuevos usos que pretende darle al Ireneo González, sin tener en cuenta la opinión de la ciudadanía ni la de quienes en su día cedieron el inmueble, que lo hicieron con la condición forzosa de que se dedicara a usos educativos.

El Gobierno local de Santa Cruz ha decidido, y así lo anunció en enero, que el Centro Municipal de Empleo y Formación se trasladará al antiguo colegio Tena Artigas y que el inmueble pasará a ser la sede de las Reales Academias de Bellas Artes, Medicina y Ciencias, en lo que Arcila califica de “tic propio de la vieja política”, que, además, Bermúdez y su equipo “exhiben públicamente como si fuera una orgullosa reafirmación de su forma de proceder”.

Frente a esta postura, Sí se puede considera que la participación ciudadana está llamada a desempeñar un papel fundamental, pues es preciso convenir, principalmente con los vecinos y vecinas del distrito Centro-Ifara, los usos de un edificio tan emblemático, cargado de tanta historia local, contemplando todas las necesidades para, posteriormente, tomar una decisión más consensuada.

Hay dinero para mantener su uso educativo 
Sobre el cambio de usos del inmueble, Arcila recuerda que en parte se justificaron por los problemas de accesibilidad que presenta, que imposibilitaban destinarlo a acciones de formación. Sin embargo, en su anuncio del pasado mes de enero, el alcalde dijo que los presupuestos de este año ya cuentan con una primera partida destinada a la redacción del proyecto de rehabilitación del edificio, con una fuerte inversión. Por tanto, se deduce que las serias deficiencias que hasta ahora arrastra el Ireneo podrían ser solventadas, vista la disponibilidad económica.
Asimismo, Arcila recuerda que el edificio se encuentra en el ámbito de lo que fue el Plan Urban, destinado a la recuperación del centro histórico de Santa Cruz y que no se limitó a intervenciones constructivas, sino a actividades formativas vinculadas a la rehabilitación de edificios, informática o en materia de guías turísticas, lo que puede ser un apunte sobre la necesidad de continuar con una dotación pública que siga desempeñando esta función en formación y empleo junto con otros espacios de los distintos distritos municipales.