jueves, 14 de enero de 2016

Sí se puede propone reducir a la mitad la remuneración de la presidencia de la Comisión de Sugerencias



* La organización también pide, en una moción que presentará al Pleno, que la vicepresidencia se ejerza sin retribución salvo indemnizaciones
* Asunción Frías afirma que estos puestos “no pueden ser monedas de cambio de apoyo al Gobierno municipal”
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, presentará al Pleno ordinario de este mes una moción con la que la organización ecosocialista intenta desbloquear la puesta en funcionamiento de la Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones (CESR), paralizada por el interés de Coalición Canaria y el Partido Popular de colocar en la presidencia y la vicepresidencia a personas con perfiles poco críticos con el grupo de gobierno.


Para la elaboración de su propuesta, Frías se basa en la idea de que estos puestos “no pueden ser monedas de cambio de apoyo al Gobierno municipal”, sino que se debe facilitar su independencia, por lo que, entre otras medidas, pide que se reduzca a la mitad el atractivo sueldo que en los anteriores mandatos cobraba el presidente de la CESR, el mismo que el de un concejal de gobierno. Hay que recordar que, según el reglamento, el presidente y el vicepresidente de la Comisión deben ser ediles sin responsabilidades de gobierno.

Asimismo, Sí se puede propone eliminar toda remuneración a la vicepresidencia de la CESR, salvo en el caso de que tenga que ejercer la presidencia en funciones, y sin perjuicio de las indemnizaciones que le correspondan por asistencia a sesiones de los órganos colegiados. Por último, la organización pide llegar al acuerdo de buscar entre todos los grupos municipales una fórmula para consensuar las personas que deben asumir la presidencia y la vicepresidencia de la Comisión, garantizando que puedan realizar sus funciones con plena autonomía.

En el texto de su propuesta al Pleno, Frías señala que “las personas presidenta y vicepresidenta de la CESR deben ser trabajadoras, autónomas, críticas y preparadas, que sitúen en primer lugar la defensa de los derechos vecinales”. Por ello, si dichos puestos no se pactaran entre el equipo de gobierno y un único grupo municipal de la oposición, sino que se intentara consensuar entre todos, se evitaría el riesgo de utilización política de estos cargos. Por ello, en 2011 y en 2015 Sí se puede propuso como posible fórmula que se asumieran rotatoriamente por miembros de los distintos partidos sin responsabilidades en la gestión municipal.

En la única sesión que ha celebrado hasta ahora la CESR, los dos grupos políticos mayoritarios votaron por personas diferentes, por lo que no se alcanzó el 60% requerido reglamentariamente para la elección. Sí se puede considera que el principal motivo por el que no se ha designado todavía a nadie es que se están buscando perfiles poco críticos con el equipo de gobierno y ninguno de los miembros de la oposición que componen la Comisión reúne los requisitos que buscan los dos socios del Gobierno conservador de Santa Cruz.